Alzheimer desde psicoanalisis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3497 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pero…qué es realmente el llamado alzheimer? [2]
Por Luis María Sánchez [1] Que durante las tres últimas décadas se hayan postulado desde el paradigma del origen orgánico del fenómeno llamado alzheimer muchas hipótesis que terminaron siendo fallidas, habla a las claras del agotamiento de esa perspectiva, que ha incluido de hecho la instalación súbita y la independencia del escenario, la historiade vida y las circunstancias que rodean a los afectados, lo que también es equivocado, ya que es un proceso que a veces toma años. En realidad, lo que se ha dado en llamar alzheimer no se desencadena por una alteración genética, por un déficit de acetilcolina en el cerebro ni tampoco una perturbación neuro fisiológica producida por substancias tóxicas u otras causas físicas, químicas o biológicasorgánicas, sino por una esencial crisis psicológica, lo que ya está ampliamente reportado y muy poco atendido. Pero aunque ello es evidente y se reconozca, hasta ahora no se había podido hilvanar la lógica del fenómeno, que debe incluir también que en algún momento del proceso debe producirse un vínculo entre la afectación psicológica y la biología de la persona, que determina su pronóstico fatalsi no se efectúan intervenciones adecuadas. Registrado en la novelística de todos los tiempos, casi desde siempre se le llamó demencia senil, hace unas décadas arterioesclerosis y recientemente se le puso el nombre del anátomo-patólogo que hizo un estudio sobre un caso –hoy considerado dudoso- hace algo más de 100 años, en una mujer que previamente había estado 5 años encerrada en el Hospitalpsiquiátrico de Munich y sólo se le hizo una entrevista inicial de minutos por una persona no experta. Tal era el preconcepto de daño orgánico asociado al malestar que prácticamente no se escuchó ni se observó para nada a esa persona (Augusta D. en la historia clínica), situación que se sigue repitiendo mayormente en la actualidad. Ahora sabemos que no es irreversible y que no está asociado con elenvejecimiento biológico, aunque parezca paradojal. Lo más frecuente es que comience con una crisis personal severa -aunque sobre una estructura psicológica peculiar que la predispone- en que una pérdida personal muy penosa sin capacidad de afrontamiento o de encontrarle una salida o una alternativa, arrastra tras de sí la identidad de la persona, que ha construido alrededor de lo que ha perdido (suesposo, o hijos, un hermano entrañable, el hijo varón, o la hija mujer, o el trabajo, un talento, un amante, una especial capacidad o habilidad física o mental, un rol social, el dinero, etc.). Puede decirse que ha perdido lo que creía que le daba sentido en este mundo. Y todos los casos tienen este antecedente, a poco que se rastree en su historia de vida. Ahí está la clave. A veces no es unasola pérdida sino una cadena de ellas. No es por lo tanto cualquier pérdida, sino una muy singular, y ni por asomo le puede tocar a cualquiera: tienen que darse factores y circunstancias muy especiales, incluso durante la crianza y el desarrollo. Una vez producida esa terrible pérdida entra en un duelo que no puede resolver y entonces, demudada e inerme frente a su nueva realidad, trata dedesvincularse de ésta, la rechaza y no quiere luego ser parte de la misma porque ya no se siente contenida, y llega incluso a desear la muerte. Expresa por ejemplo que quiere irse, que molesta, que está de más, que no sabe para qué vive -se entrega, baja las cortinas, se abandona, se rinde, en el saber y lenguaje popular, tal como está asentado en diccionarios de diversas lenguas. Esto lleva a la persona auna desatención marcada de lo que ocurre a su derredor al quedar atrapada por el pensamiento penoso de la pérdida irreparable que no le

encuentra salida, que se refleja en sus interlocutores como una pérdida de la memoria, que no es tal. Su mirada perdida es uno de los indicadores precoces de tal situación, así como la apatía, una depresión con descuido personal, la ausencia de emociones. La...
tracking img