Análisis de la lectura "enlazadores"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (401 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Enlazadores
El Quirquincho salió de su cueva.
Se dice fácil “salió de su cueva”. Pero salir de la cueva de un quirquincho no es tan fácil, pues se trata de una galería subterránea que primero dauna vueltita para un lado, después una para el otro, y así hasta llegar a la salida.
Eso fue lo que hizo el Quirquincho para salir. Y lo primero que vio fue una tropilla de caballos salvajes que estabatomando agua en un arroyo cercano.
En eso se acercó el Zorro, que era vecino, y comentó:
- Lindos, los caballos.
- Lindos – agregó el Quirquincho.
- Pero bravos – agregó el Zorro.
- Bravos –reconoció su amigo.
- Yo, a esos los enlazo con los ojos cerrados. se pavoneó el Zorro y le propuso -. Te
juego a quién enlaza mejor.
Convinieron que primero probaría el Quirquincho. El Zorro iría poratrás, espantaría los
caballos para el lado en que vivían los vecinos y el Quirquincho tiraría el lazo. Después
harían al revés.
El Quirquincho tomó una soga y se ató un extremo en las bandas quesurcan su
caparazón. Cuando la tropilla pasó, tiró el lazo y ensartó el cuello de un potro.
Cuadernillo de Lengua de 3º grado.
4/24
Rápidamente se metió en la cueva, dio una vuelta, después otra yesperó el tirón con sus
uñas bien aferradas al piso.
El caballo siguió su carrera, la soga se tensó, pero el Quirquincho no se movió de su
lugar. Al rato volvió el Zorro y vio que su amigo teníael potro enlazado.
- Está bien. Ahora me toca a mí. Andá vos a espantar los caballos para este lado, que
te voy a enseñar cómo se enlaza.
El Zorro atrapó un caballo y se metió en la cueva. Al verseenlazado, el caballo tiró con
fuerza. Pero claro: la cueva del Zorro no presentaba ningún obstáculo para el tirón. Y el
Zorro no tiene las uñas largas y fuertes de su vecino.
- ¡Sujetalo, sujetalo!– le aconsejó el Quirquincho.
- ¡Dejalo que corra nomás! – iba gritando el Zorro, que no quería reconocer su fracaso -
. ¡Cuando se canse es mío!
Pero el caballo no se cansó y siguió corriendo,...
tracking img