Análisis del cuento "la siesta del martes"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2204 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carlos Centeno: el conflicto socio moral en un personaje literario

“Así es -suspiró el coronel-. La vida es la cosa mejor que se ha inventado”

La intención de analizar el cuento, que en palabras del mismo autor es el mejor que haya escrito “La siesta del martes”, no es otra sino constatar cómo los conflictos morales que tienen las personas son producto de su ambiente social.

En el cuento“La siesta del martes” el narrador observa lo que se le aparece desde el exterior y se limita a describir escuetamente lo que su vista puede captar, dejando mucho a la interpretación del lector, para así mantener una interrelación con el mismo, dejando jugar también a este, lo que lo convierte en un narrador omnisciente. Pero a su vez toma y recrea una triste realidad, sobre unos hechos y lugaresconcretos para señalar una realidad histórica en un estado actual, además de tener una preocupación por la condición humana de un grupo apartado, afligido, derrotado, mísero y sin expectativa alguna de salvación, dentro de una masa social que se mueve a través de una civilización contemporánea que ignora todo esto, y es precisamente esta la razón por la que él ha ahondado sobre estos conflictossocio-económicos, presentándolos de una manera externa y a manera de denuncia pública, buscando darle una justicia particular al presentársela al mundo en forma de cuento.

La historia del cuento “La siesta del martes” trascurre en un “luminoso martes de agosto” entre las once de la mañana y las tres y media de la tarde. Todo comienza con una mujer y su hija, que se trasportan en un tren, en unascircunstancias apenas acorde a su condición económica, que es de pobreza (el mismo relato es el que nos indica este aspecto “ambas guardaban un luto riguroso y pobre”), a través de plantaciones de banano y un paisaje postizo, ya que no es el nativo sino uno impuesto por otra cultura, y después de un viaje nada grato llegan a un pueblo caluroso y solitario donde descienden:

No había nadieen la estación. Del otro lado de la calle, en la acera sombreada por los almendros, sólo estaba abierto el salón de billar. El pueblo flotaba en el calor. La mujer y la niña descendieron del tren, atravesaron la estación abandonada cuyas baldosas empezaban a cuartearse por la presión de la hierba, y cruzaron la calle hasta la acera de sombra.

El tren con las pasajeras llega bordeando las dos dela tarde, y éstas pretenden regresar el mismo día en el tren que parte a las tres y media de la tarde. Acá es el tiempo el que condiciona la acción, el lapso de tiempo que tienen la mujer y su hija para llevar a cabo su cometido en el pueblo

- Dice que vuelvan después de las tres –dijo en voz muy baja–. Se acostó hace cinco minutos.

- El tren se va a las tres y media –dijo la mujer–.El propósito de la mujer y su hija se muestra en el diálogo que la primera tiene con el sacerdote:

- ¿Qué se le ofrece? –preguntó–.

- Las llaves del cementerio –dijo la mujer–.

La niña estaba sentada con las flores en el regazo y los pies cruzados bajo el escaño. El sacerdote la miró, después miró a la mujer y después, a través de la red metálica de la ventana, el cielobrillante y sin nubes.

- Con este calor –dijo–. Han podido esperar a que bajara el sol.

La mujer movió la cabeza en silencio. El sacerdote pasó del otro lado de la baranda, extrajo del armario un cuaderno forrado de hule, un plumero de palo y un tintero, y se sentó a la mesa. El pelo que le faltaba en la cabeza le sobraba en las manos.

- ¿Qué tumba van a visitar? –preguntó–.

- La deCarlos Centeno –dijo la mujer–.

- ¿Quién?

- Carlos Centeno –repitió la mujer–.

El padre siguió sin entender.

- Es el ladrón que mataron aquí la semana pasada –dijo la mujer en el mismo tono–. yo soy su madre.

García Márquez nos señala los antecedentes de la muerte de Carlos Centeno a través de un paralelo entre el rico y el pobre, donde la señora Rebeca dispara su...
tracking img