Antecedentes aragoneses e ingleses

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3212 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 2 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Antecedentes aragoneses
En el Medievo español hay numerosos ejemplos de cartas, franquicias y privilegios estipulados en diversos documentos de la época, tales como el Convenio en las Cortes de león, de 1188, entre Alfonso X y el reino, y el privilegio general, otorgado por III a las cortes de Zaragoza, de 1283, a los que se les ha considerado como fundamento de las libertades de la corona deAragón. También es interesante la compilación hecha por Jaime I en 1247, en la que se aglutina el derecho territorial de Jaca, Huesca, Borja y Zaragoza. Es de justicia consignar que, debido a la influencia de la iglesia, a través del concilio de Letrán de 1215 quedaron abolidas las ordalías del hierro candentes y del agua hirviente,así como la individualización de las penas, de tal forma que los delitos cometidos por un sujeto no transcenderías a la familia del mismo. En el fuero del Teruel se observa la tendencia a establecer la igualdad estamental, pues este prescriba que infanzones y villanos debían regirse por su mismo ordenamiento, aplicándose este de manera indistinta a todas las capas de la sociedad;sin embargo, en lo que se refiere al orden penal, subsistía la venganza privada.
El proceso de manifestación
Esta institución es de gran importancia, pues se le ha considerado como uno de los antecedentes del moderno juicio de amparo. El origen de la manifestación, de acuerdo con la doctrina aragoneses se remonta al derecho romano, enparticular al Código Teodosiano. Su aparición en Aragón data de los fueros promulgados en Ejea de los caballeros, en 1265 –en donde aparece por primera vez la figura de justicia, quien funge como juez intermedio entre la nobleza y el rey -, y se aplicaba sin distinción a la nobleza y al estado llano en el año de 1283.El proceso de manifestación tenía una naturaleza procesal mixta, y erafundamentalmente un proceso cautelar destinado a proteger al preso, o supuesto delincuente, para que no se le infiriese agravio (la tortura considerada en aquella época para obtener pruebas). La manifestación propiamente dicha era de dos clase: la de bienes y de las personas. A esta última nos referimos ampliamente durante el desarrollo del presente estudio. En este orden de ideas, el proceso demanifestación relativo a las personas:
Consistía en la potestad del justicia y de sus lugartenientes de emitir una orden o mandato, dirigido a cualquier juez o persona que tuviera a otra detenida o presa, pendiente o no de proceso, de que se le entregase, a fin de que no se le hiciese violencia alguna contra ella antes de que se dictase sentencia; examinando dicho proceso o acto, si no fuera contra fuero, sedevolvía el preso a la citada autoridad, para que juzgase o ejecutase su sentencia, mas si el acto o proceso eran desaforados, no se devolvía al preso, sino se le ponía en libertad.
Existieron 3 formas de garantizar la custodia cautelar del manifestado, con el objeto de que el preso, una vez beneficiado por dichoso recurso, no evadiese un proceso legal; estas fueron: cárcel especial, casaparticular por cárcel, dada por el justicia, y fianza.
a) En cuanto a la cárcel especial, en el fuero I, De Manifestationibus Personarum, dado en el Teruel en 1428, se acordó que el justicia debía mantener en prisión, bajo su jurisdicción, al manifestado. Así se creó un establecimiento de carácter preventivo, que se diferenciaba de las penitenciarías comunes de la época, la conocida Cárcel de losmanifestados de Zaragoza, creada por el fuero de Calatayud, en la que las únicas personas autorizadas para ejercer jurisdicción eran al justicia y sus lugartenientes. De ello se infiere que ni el rey ni ningún otro funcionario podían entrometerse en dichos a toda costa el uso de la violencia, para lo cual se determino, asimismo, que los interrogatorios se celebraran en el seno de la propia cárcel....
tracking img