Apurimac: la promesa de natalia, y la de elías segovia nuevo presidente regional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1895 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Apurimac: “La promesa de Natalia” y la de Elías, nuevo presidente regional
“No es fácil llevar la corona”
Viernes 26 de noviembre del 2010
A diferencia del año pasado, ahora celebré mi cumpleaños abanquino en víspera del de mi madre, lo que lo hace más feliz siempre. Mi principal regalo fue un pequeño gran acto cultural en la noche previa: el estreno de “La promesa de Natalia” en la Casa dela Cultura, obra de la peruana Ana Mayer que publicó Peisa, adaptada por apurimeña adoptiva –Lucerito-, y actuada por niñas y niños apurimeños nacidos y los que adoptaron esta tierra con sus padres.
Natalia, la niña protagonista principal de la noche, desarrolla en el intento encargado por su abuela al morir, y es feliz cuando logra cumplirlo: re-descubre con su pueblo los saberes para dar uso altelar y teñir las lanas, dando valor a lo que poseen, logrando con ello –ayudada por lo que le trasmiten astros y espíritus de la naturaleza- que su deshabitado pueblo se repueble y aprenda a criar, tratarla, transformarla con calidad y se revitalice, prospere, logrando buen vivir. Natalia fue actuada desde el quinto grado, por una hijita del principal consejero opositor al actual presidente.
DonFulgencio, el anciano coprotagonista que acompaña, alienta y aconseja a Natalia en la empresa, es representado desde el cuarto grado, por un hijito de un asesor del presidente Salazar.
La política en Apurimac es mediocre y divide; la esperanza de re-unir y re-novar está en la cultura, la cultura emprendedora, que nace, que es hija del trabajo y del ocio productivos. El resto es sólo políticamediocre, de uno y de otro lado.
La fuerza de la educación, del saber para la libertad, desde Natalia y Rendón Willca hasta Michael Porter
De lo bueno que nace pese a esta tendencia, el tema actuado en la Casa de la Cultura es excelente y el esfuerzo de las niñas y niños del elenco y equipo de maestras y maestros, en fin, de toda la plana de la escuela, valió la pena. Su adaptación trata decontinuar una tradición andina de mujeres y hombres dignos, y mejores cuando aprovechan lo que tienen, lo que saben, y cuando aprecian saber aquello que no conocen, aquello que requieren completar de saberes.
Me fue inevitable no recordar en el fin de la obra, a los comuneros libres de Lahuaymarca, con sus varayok´, aquellos que miran a los ojos a los hacendados decadentes en “Todas las Sangres”,fructificando exitosamente sus “moyas”, tierras intermedias que dejaron los usurpadores, ubicadas entre las más ricas y las tierras de la gran altura, más la andenería en que convirtieron su barranco al filo del río, dirigidos técnicamente por el viejo Maywa, el amoroso padre quechua de Arguedas, su Fulgencio. Don Fermín Maywa “Desde el amanecer se dedicaba a tejer fajas en un pequeñísimo telarantiguo”.
De este pueblo emprendedor, Lahuaymarca, surge también Demetrio Rendón Willca, el joven líder enviado a beber de la educación intercultural por acuerdo comunal, tal como hacen los mejores países del globo –hoy y siempre- con sus hijos, para educarse donde sí podía hacerlo, a adquirir lo que no sabía la comunidad de la “modernidad” de entonces: la educación escolar del sistema fabril empresarialy comercial. Natalia tuvo que hacerlo –con menos complejidad-, viajando para encontrarse con ayuda de la anciana, del arco iris y del simbólico joven foráneo que finalmente les trasmite lo que faltaba para operar el telar.
En su caso, Rendón vuelve al pueblo a cumplir su promesa con lo nuevo del siglo en organización y justicia, en su cerebro y en su sangre, lo que le permite negociar y luchar ala vez con los intereses de la hacienda y de la gran minería, desde los intereses de su comunidad para liberarse y progresar. Con flexibilidad, sin extremismo, es capataz y dirigente a la vez, capacitándose y organizándose con su gente, tan moderno e intercultural que sorprendería a muchos su herejía: “¡que hayga mina! Que no sea para ingeniero. Trabajando más, don Fermín paga doble”....
tracking img