Arquitectura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3686 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
JCC

LA VALORACIÓN DE LA ARQUITECTURA: I) EL VALOR ECONÓMICO.

Preguntarse ¿qué vale la arquitectura construida? ¿qué valor tiene? es algo muy distinto a preguntarse ¿cuánto vale? Una cuestión tan simple nos pone ya sobre aviso de los equívocos y las celadas en que se puede caer cuando nos enfrentamos con problemas que afectan a la arquitectura y a la ciudad construidas. El valor de uso y elvalor de cambio no son equiparables y, por lo tanto, no pueden ser metidos en el mismo saco. Si queremos abrir una reflexión sobre los valores que tienen para nosotros ahora la arquitectura, la ciudad y el territorio construidos lo primero que tendremos que hacer es plantear una clasificación, lo más racional que sea posible, sobre los diferentes criterios de valoración que se pueden aplicar.Una posible valoración de las obras sería desde un enfoque económico o crematístico. Sin pretender ni siquiera una somera aproximación a un terreno tan pantanoso y complejo podríamos considerar que este valor depende de la localización, de la materialidad del objeto que se valora y de las expectativas que existen sobre él.

Aunque los edificios no se trasladan de su emplazamiento salvo enrarísimas excepciones, sin embargo la localización es un valor fuertemente lastrado por vaivenes de todo tipo no siempre comprensibles y claros. Zonas, calles y barrios se revalúan o devalúan por causas de lo más variopintas entre las que no son infrecuentes las prácticas especulativas. A fin de cuentas dejar en barbecho y abandonada una zona urbana en espera de que se deteriore y así poder vaciarlaimpunemente a costa, muchas veces, de sus ocupantes, es una práctica bastante frecuente a la que casi ya nos hemos habituado como si fuera algo corriente e inevitable (aunque no lo es en absoluto).

El valor material está vinculado al trabajo y las técnicas utilizadas en su ejecución y se deprecia por amortización y por deterioro. De hecho, uno de los criterios legales de declaración de ruina de unedificio es el que prevé que su puesta en condiciones implica una inversión cuyo coste excede en el 50 % su actual valor material (un criterio, dicho sea de paso, con el que no estamos en absoluto de acuerdo, pero esto es otra cuestión).

Las expectativas pueden ser de mantenimiento del uso y de la capacidad que ahora tiene, pueden consistir en la conservación de los usos actuales pero mejorandosu eficacia (aumentando plantas en un edificio, por ejemplo) o pueden ser de reutilización para actividades más productivas o rentables. Cualquiera que sea su valor, las expectativas están a su vez vinculadas a las fluctuaciones de localización y a la capacidad de aprovechamiento previstas, pero éstas son causas ajenas al edificio o territorio en sí mismo considerado. Es algo que, en ciertamedida, viene potenciado o favorecido por el planeamiento tanto oficial es decir, el que establece la administración (el cual se supone que es para beneficio general), como el privado movido por los vaivenes del mercado, la oferta y la demanda. Los planes tanto los promovidos oficialmente como los promovidos por intereses privados (que luego la administración tiene, necesariamente, que hacer suyos contodas sus consecuencias) implican siempre un reparto de beneficios y prebendas para los terrenos y edificios afectados por el plan. Cuando algún promotor apadrina un plan (por ejemplo los PAI ahora tan en boga) está por lo tanto distribuyendo esos beneficios a su antojo o criterio y, lógicamente, se quedará la mejor parte. Decir (como se lee últimamente en la prensa local por algún promotor demegalómanos planes urbanísticos) que este tipo de actuaciones no le van a costar nada a la ciudad es una falacia. La ciudad pierde, en principio, todos los beneficios generados por el planeamiento que de ese modo se privatizan. Y ni siquiera se privatizan a favor de todos los posibles interesados en este sector económico de la promoción inmobiliaria sino fundamentalmente en provecho de uno sólo...
tracking img