Aura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3482 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO 1
La historia comienza en una tarde como cualquier otra, el joven Felipe Montero toma una taza de café en el lugar que acostumbra, abre el periódico, como todos los días y de pronto lo ve, ese anuncio que sobresalta de entre los demás, “se solicita historiador joven” que tenga conocimiento de la lengua francesa, tres mil pesos mensuales.
Es como si lo hubieran escrito para él, puesha vivido en Francia, estudiado en la Sorbona y el sueldo le parece increíble. Sin embargo, prefiere irse a su casa, pensando que tal vez alguien más ya lo leyó y seguramente ya tiene el puesto.
A sí que se dirige a tomar su autobús tratando de olvidar lo sucedido, consciente de que no será posible.
Al día siguiente continua con su rutina va al mismo café, pide el mismo desayuno y se disponea leer el periódico del día, al llegar a los anuncios se sorprende al ver que ahí está ese anuncio de nuevo “historiador joven”, pero esta vez cuatro mil pesos mensuales. Incrédulo de que nadie hubiese acudido el día anterior. Se levanta y camina dispuesto a presentarse al lugar donde solicitan sus servicios y repite en su mente, como si se le pudiera olvidar la dirección, “Donceles 815”.
Cuandollega al centro de la ciudad, en medio de palacios coloquiales que pareciera que están a punto de desaparecer de tan viejos, busca el número de la casa “815”, nota que las insignias han sido remodeladas así que tienen otro número superpuesto, sigue caminando hasta que por fin encuentra la dirección que buscaba, Donceles 815, se detiene unos minutos a observar el lugar, es viejo al igual que todoen esa parte de la ciudad, pensó, detrás de las ventanas alcanza a distinguir una figura que desaparece en cuanto el la ve.
Toca la manija de la puerta pero nadie acude, así que le da un leve empujón lo que bastó para que esta se abriera, duda al entrar piensa que tal vez no sea correcto, al fin entra. Enseguida se percata de que no hay luz en esa casa, todo absolutamente se ve oscuro, al tratarde encender un fosforo escucha una voz tenue que le dice que no lo haga y le da instrucciones de subir y llegar a su cuarto.
Cuando Felipe Montero entra a la habitación contempla un sinfín de luces de veladoras alrededor de imágenes religiosas. Al cansa a distinguir una cama al fondo del cuarto, se dirige hacia ella y ahí encuentra a una señora muy vieja igual que el resto de la casa, Felipese presenta y enseguida la anciana lo interrumpe preguntando si realmente se sentía calificado para dicho trabajo, a lo que él responde con toda seguridad que si, la anciana incrédula comienza una conversación en francés para cerciorarse de la calidad del dominio de la lengua por parte de Felipe a lo que él le responde sin ningún problema.
Después de esto la anciana queda complacida y le explicaen qué consiste su trabajo, el se encargará de ordenar las memorias de su esposo, el general Llorente, ya muerto, le explica además que debe hacerlo lo más rápido posible puesto que ella quiere ser testigo de su publicación. El observa detenidamente el contenido del cuarto sombrío y silencioso, se percata que junto a la señora Llorente se encuentra un pequeño conejo que mordisquea algo entre susdientes, ve las increíbles arrugas de ella y trata de calcular su edad. La señora Llorente le dice entonces que enseguida le mostrará su recamara para que inicie lo más pronto posible con su trabajo, pero a Felipe no le agrada mucho la idea, por lo que responde que prefiere hacer el trabajo desde su propia casa, la señora Llorente le deja muy claro que sus condiciones para darle el trabajo es quese quede a vivir ahí, él lo piensa dudoso mientras ella llama a alguien que para su sorpresa se encuentra ya al lado de Felipe, es una muchacha muy joven y hermosa aunque Felipe no la alcanza a ver con claridad pues el brillo incandescente de las veladoras se lo impiden. Pero con lo poco que ve le alcanza para decidir quedarse ahí, así que acepta el trabajo.
La señora Llorente complacida, le...
tracking img