Libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 577 (144149 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dedico este libro, el primero que escribo, a mi familia, tanto próxima como lejana, agradeciéndoles que me hayan soportado todos estos años. También se lo dedico a los miembros del Departamento de Química de la Universidad de Illinois, en Champaign-Urbana, cuyos persistentes esfuerzos me convencieron finalmente de que estaba destinado a otra actividad.

No se permite la reproducción total oparcial de este libro, ni el registro en un sistema informático, ni la transmisión bajo cualquier forma o a través de cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por grabación o por otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del copyright. Título original: Dragonlance™ The Legend of Huma ©TSR, Inc., 1988 All rights reserved DRAGONLANCE and the TSR logo aretrademarks owned by TSR, Inc., Lake Geneva, WI USA Derechos exclusivos de la edición en lengua castellana: Grupo Editorial Ceac, S.A., 1996 Timun Mas es marca registrada por Grupo Editorial Ceac, S A. ISBN: 84—7722—300—9 (Obra completa) ISBN: 84—7722—301—7 (Volumen I) Depósito legal: B. 36.987—1996 Hurope, S.L. Impreso en España — Printed in Spain Grupo Editorial Ceac, S.A. Perú, 164 — 08020Barcelona Digitalización y corrección por Antiguo.

2

3

Prólogo Es realmente insólito que yo, Astinus, maestro historiador de Krynn, redacte una nota personal para incluirla en mis Crónicas. Sólo había hecho tal cosa en una ocasión, por cierto, reciente: cuando el mago Raistlin estuvo a punto de convertirse en una poderosa divinidad, con mayores prerrogativas incluso que Paladine y Takhisis.Fracasó, ya que de lo contrario ahora no tendría la oportunidad de escribir estas líneas, pero su hazaña merecía una mención especial. Mientras comentaba el incidente, descubrí un lamentable error en mis antiguos volúmenes. Al observar la letra del autor de aquellos capítulos, deduje que se trataba de Paulus Warius, un ayudante mío que vivió hace tres siglos, más notorio por su torpeza que por susdotes de recopilador. Sospecho que el citado Warius destruyó involuntariamente una parte de tres o cuatro tomos y sustituyó las páginas dañadas mediante las que él juzgó copias correctas. No lo eran. El error afecta al período de transición comprendido entre las denominadas Era de la Luz y Era del Poder. Ergoth, por ejemplo, constituía un imperio mucho más viejo de lo que afirma la falsahistoria, y Vinas Solamnus comandó sus ejércitos hacia el 2692 a.C, no catorce centurias después, como afirma el relato inexacto. La Segunda Guerra de los Dragones, desdoblada en el texto equivocado en una segunda y tercera debido a su larga duración —más de cuarenta y cinco años—, concluyó en 2645 a.C. Fue en estos últimos párrafos donde me apercibí de la gravedad de las inexactitudes, al consultar laspáginas relativas a las últimas décadas del conflicto en busca de información sobre Huma, Caballero de Solamnia y hombre de carne y hueso que desafió y derrotó a Takhisis, diosa de la perversidad y Reina de los Dragones. Era mi intención evocar las proezas de Huma al término del segundo conflicto, pero hube de cambiar mis planes y entregarme a la ardua tarea de la reconstrucción. He invertido en miquehacer más tiempo del que en principio le asigné. Quizá se deba a que también yo he sentido cierto alivio después de la batalla y, sobre todo, después de haber estado al borde de cerrar el volumen final de la historia de mi mundo por imperativos del destino. Habría sido una lástima, ya que entonces mis Anales sólo contenían unos cientos de millares de tomos. Mi recuerdo pues, y miagradecimiento, a Huma. Por fortuna, ahora su vida se perpetuará y permanecerá intacta en estas páginas. Dejemos que ellas nos revelen su personalidad.

Astinus de Palanthas 360 d.C.

4

1 Una ruta accidentada En su ruta hacia Kyre el ejército atravesó un pueblo situado al noroeste. Este pueblo, llamado Seridan, había sido presa de la peste, el hambre y la locura, con tanto ensañamiento como si los...
tracking img