Autoridad docente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1666 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de junio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
PEDAGOGÍA

Para comenzar mi análisis pensé que era buen punto de partida buscar el término “crisis” en el diccionario, ya que se trata de una palabra que ineludiblemente aparece explícita o implícitamente en la bibliografía consultada. Los significados afines que encontré fueron los siguientes: 1- Mutación importante en el desarrollo de procesos de orden físico, históricos o espirituales. 2-Situación de un asunto, cuando está en duda la continuación, modificación o cese.
La primera conclusión a la que llegué es: “No es tan malo estar en crisis”, en primer lugar por el hecho de tomar conciencia del estado de las cosas, ya sea de la juventud actual, de la escuela de hoy y las oportunidades que brinda, de las familias actuales y de la sociedad de nuestros días en general. Asumir que seestá en crisis es señal de querer cambiar algo, y esto es lo que quiero rescatar en mi trabajo. En segundo lugar, se desprende de la definición, que la situación está próxima a cambiar, está en duda su continuación; lo cual significa que una vez tomado el conocimiento de la existencia de “crisis” se deben llevar a cabo las tareas y medidas necesarias para permitir su mutación. (Aunque dudo quese llegue a un estado de no-crisis, tampoco concluyo que sea ésto lo indicado, ya que nos trae la idea de superación). El punto estará en encontrar el camino que perezca el más adecuado, aunque luego, lógicamente se vuelva a un estado crítico y se intente nuevamente otro camino alternativo concordante a las condiciones del momento, una y otra vez.
Entre las crisis más nombradas y difundidas seencuentra la crisis de autoridad, íntimamente ligada a la violencia escolar (¿no es acaso esta una situación de crisis?, encuadra perfectamente en la definición). Existe la idea según la cual, vivimos una época de crisis de autoridad, que afecta a las familias, a las instituciones políticas y entonces, ¿cómo no?, a la escuela. Las imágenes de la escuela como lugar violento se han multiplicadorecientemente en los medios y en la opinión pública, por lo que encontramos en las escuelas contemporáneas un cierto acuerdo respecto del carácter conflictivo de la cotidianidad escolar; pero cabe aclarar que son muy dispares las concepciones de la palabra violencia, y además son muy disímiles los escenarios donde la misma se despliega. Los modos de denominar y calificar conductas para cadaindividuo tienen mucho que ver con sus expectativas, con el proceso que lo construyó como sujeto y con la sociedad misma en la que se desenvuelve.
La noción de autoridad implica una relación de poder que requiere de algún grado de consentimiento por parte de aquellos sometidos a ella, esto es, de alguna clase de legitimidad. Se trata entonces de una relación que estará supeditada a la posibilidad deconsensuar criterios, y en caso contrario es razonable esperar que los conflictos escalen de manera tal que una de las partes esté en condiciones de imponer su voluntad sobre la otra u otras, sin mediar consentimiento.
Lo que se desprende de lo analizado, es que para llegar a hablar de presencia de0 violencia o de conflictividad en la escuela, estos criterios compartidos parecen estar ausentes; enla medida en que los reclamos de autoridad son habitualmente impugnados de manera exitosa. Pero, ¿sobre qué base se realizan estas impugnaciones? Pueden resumirse básicamente en tres:
La impugnación personal, responde a la pretensión de ejercer autoridad negando que la persona que la reclama esté en condiciones efectivas de hacerlo, en virtud de alguna característica o atributo moral deseable.Encuentro claros ejemplos en el nivel en que desarrollo mi actividad docente, puedo citar el caso en que se les pide a los alumnos (en especial a las mujeres del polimodal) que asistan a los establecimientos con ropa “adecuada” y los jóvenes alegan que “tal” (refiriéndose a un docente o directivo) viene a la escuela con pantalones ajustados o con polleras cortas. Entonces, ¿qué me van a pedir a...
tracking img