Autoridad educativa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4892 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1.

La crisis dentro de la crisis

El aluvión de privatizaciones, con la consiguiente y sucesiva compra-venta de derechos y deberes, sigue llegando a la escuela. Las privatizaciones también llegan al componente social, allí donde nos relacionamos y comunicamos los ciudadanos. Uno de los subsistemas sociales de mayor importancia es, sin duda, la escuela. Una escuela que no está aislada delmundo exterior, sino que está penetrada de su realidad. Una realidad en crisis. Una crisis, la actual, generada fundamentalmente durante las dos últimas décadas, en donde la economía “ha invadido casi todas las esferas del quehacer humano difundiendo una propuesta ideológica muy concreta y con pretensiones de abarcar la totalidad de la vida social" (Rodriguez Fernández, J.M., 2002:38 y ss,). Hanpasado siete años ya de este somero diagnóstico y hoy, comenzando el año 2010, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la escuela, en nuestro contexto -espacio europeoforma parte del diseño de un puñado de grandes empresas, lobby patronal de la Mesa Redonda europea de poderosos empresarios (ERT). Estos miembros del llamado ERT fueron quienes acuñaron una serie de frases que, a fuerza derepetirlas y repetirlas en los medios de comunicación masivos, ya forman parte del lenguaje político común en materia escolar: “la importancia estratégica de la educación para la

competitividad europea”, “hay que lamentar el arcaísmo y la inadecuación de los sistemas educativos europeos”, “la oferta de cualificaciones no se corresponde con la demanda”… que se han ido introduciendo
en un discurso en elque, como una persistente lluvia ácida, se nos cuenta que el desarrollo técnico e industrial de las empresas exige una renovación acelerada de los sistemas de enseñanza para que éstos puedan seguir el ritmo de un entorno en perpetuo cambio… Así es como la escuela camina detrás de las demandas sociales. Es este lenguaje el que utiliza esta última fase del capitalismo globalizador, un lenguajepretendidamente neutral, democrático, limpio de connotaciones ideológicas, como si la economía y sus planteamientos fuesen algo tan natural como el alborear del día y la nocturnidad opaca de la noche. Un lenguaje, el de la economía, que ilustra su democracia liberalizadora en el hecho de que todos podemos ser accionistas. Una teoría plagada del más abyecto de los fundamentalismos, supuesto que eldinero no tiene alma ni sentimientos ni valor, salvo el crematístico, y por mor de la voluntad de los accionistas, acude donde su rentabilidad alcanza mayores réditos en el menor tiempo posible, aunque ese tiempo sea, para quienes padecen los resultados de tales decisiones, un tiempo terrible, un tiempo desolador de consecuencias

Revista Iberoamericana de Educación / Revista Ibero-americana deEducação ISSN: 1681-5653 n.º 53/3 – 25/07/10 Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI)

Organização dos Estados Iberoa-americanos para a Educação, a Ciência e a Cultura (OEI)

G. Romero Izarra y A. Caballero González

previsibles: más hambrunas para la mayor parte de la humanidad.1 Y este lenguaje fundamentalista, que somete a la mayoría de lahumanidad a estos padecimientos, además de no tener ninguna vocación de ser analizado ni sometido a crítica, está calando en muchos profesionales de la enseñanza. Se entiende que la escuela, para ser auténticamente moderna, debe aceptar este proceso, consistente en estigmatizar los conocimientos y las actitudes, convertidos ahora en competencias. Dichas competencias son inculcadas por y en la escuela,no ya para contribuir a una transformación social (crítica, creativa y solidaria) del mundo en su contexto, sino para aumentar la autonomía de los centros y la competitividad entre ellos, porque los actuales conocimientos no se adaptan a las demandas y necesidades de la industria y del comercio. La escuela (la obligatoria y la no obligatoria) y la universidad, -último escalón en el sistema...
tracking img