Biografia gianelli

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 89 (22188 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
San Antonio María Gianelli
“Perla del Episcopado”
1789 – 1846

“Era una flor, nacida en tierra inculta,
que tenía necesidad de ser trasplantada a muy distinto terreno,
para allí crecer y desplegar toda su natural belleza”

“Un testimonio viviente tiene más valor ante nuestros ojos que las más bellas fantasías y las más hábiles adaptaciones”. Si bien con otras palabras, esto es loque escribía en 1846, don Santiago Gianelli, sobrino del Santo.

Don Nicoló Barabino, Rector del Seminario de Génova, estaba recogiendo escritos y testimonios para redactar una biografía del Fundador. Fue requerido también el testimonio de don Santiago Gianelli, ¿quien, más y mejor que ningún otro, estaba en condiciones de proporcionarlo, por la familiaridad que tenía con el Santo?. A finesde junio de 1846, a veinte días escasos de la muerte del tío, don Santiago escribe a Barabino en estos términos:

“No le ocultaré el pensamiento que se me presentó al enterarme del proyecto que se tenía de dar a la imprenta su biografía. El pensamiento que tuve fue este: que la biografía, aún cuando fuere escrita bien y con elegancia, sería poca cosa para comprender los grandes méritos ylas luminosas virtudes de aquel hombre incomparable, tanto más que la biografía, una vez leída, ya no se vuelve a leer, y muchos y muchas creerán, quizá, que están suficientemente instruidos en ella”.

El escrito que presentamos, no es una nueva biografía de A. Gianelli, sino que queremos ofrecer algunas pistas para comprender la riqueza espiritual y humana que caracterizó a nuestroFundador. Este es el motivo que nos llevó a seleccionar algunos tramos importantes de su vida, (dando por sabidos los detalles de su infancia y adolescencia) a partir de 1807 hasta su muerte en 1846.
Como dice un escritor: “No juzguemos a los hombres sino sobre la base de sus hechos…”, tratemos de ver más allá de la palabra escrita, toda la vida y la santidad de este hombre de Dios, ysintámonos orgullosos del patrimonio espiritual que nos dejó.
Reavivemos en nuestros corazones la conciencia de esta gran herencia, que es al mismo tiempo, un compromiso y un llamado a Evangelizar también nosotros, como DISCÍPULOS-MISIONEROS.
Agradezcamos a Dios por la vida santa de nuestro Padre Fundador, por el patrimonio espiritual que nos dejó, y por el ejemplo de santidad que lo animóa entregarse generosamente a trabajar por el Reino de Dios.
Nos enseñó que solamente la santidad hará fecundo nuestro apostolado y que para ‘evangelizar’ debemos aligerar nuestras mochilas, dejando todo aquello que pueda impedirnos amar y evangelizar e ir “donde otros no pueden ir…”
Este año, en que se celebran los 150 años de la llegada de las Hijas de María S. del Huerto a laArgentina, tiene que ser un “tiempo de gracia” para “hacer memoria, actualizar, dar a conocer y celebrar” el don de la vida del Santo, su herencia espiritual y la pasión apostólica que dejó como legado a toda la Familia Gianellina.

CAPÍTULO 1
I. SEMINARISTA
(1807-1812)

Los estudios medios de Gianelli preludiaron su entrada en el seminario, sin que estuviera claro cómo sucedería, puessólo una cosa era cierta: a la familia le sería imposible mantenerlo en el Seminario de Génova durante algunos años.
El problema encontró una solución providencial en la señora Nicolaza Rebiso quien se ofreció para dar hospedaje al joven Gianelli en su Palacio de Génova, a la espera de poder colocarlo en el Seminario.
Durante aquel año (1807), Gianelli frecuentó el Seminario de Génovacomo alumno externo y pronto iba a destacarse por su piedad y por su aplicación con lo cual se ganó la estima y el amor de todos.

Con la apertura del segundo año escolar, el 11 de noviembre de 1808, nuestro santo fue acogido finalmente como alumno interno del Seminario y comenzó la que él consideró siempre, la etapa más feliz de su vida.

Anota textualmente el primer biógrafo:...
tracking img