Cantar del mio cid (sintesis)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (598 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CANTAR PRIMERO:
El Destierro del Cid
El rey de Castilla Alfonso VI manda al Cid a Andalucía a cobrar los tributos de los reyes de Córdoba y Sevilla. Almutamiz, rey de Sevilla, estaba en guerra conAlmudafar, rey de Granada, a quien ayudan el conde García Ordóñez y otros nobles castellanos. El Cid, amparando a Almutamiz, vasallo del rey; vuelto Rodrigo a castilla con los tributos, los enemigoslo indisponen con el rey, y éste lo destierra. Luego se dirige, con los vasallos que lo siguen, a Burgos, donde nadie lo recibe, por haberlo prohibido el rey, según lo explica una niña.
Se detiene porunos momentos en la catedral de Burgos y prosigue después su camino hacia el monasterio de San Pedro de Cerdaña, donde están doña Jimena (su esposa), y sus hijas: Elvira y Sol. En Cerdaña se despidede ellas que quedan confiadas al abad don Sancho. Y sigue en marcha forzada hasta la frontera de castilla, pues están por expirar los nueve días de plazo por el rey para retirarse al exilio.

Ya entierra de moros, el Cid entra en guerra con ellos, y logra ganar las ciudades de Castejón y Alcocer, y avanzando en sus conquistas hacia Teruel y Zaragoza, llega hasta el condado de Barcelona, vencey toma prisionero al conde don Ramón Berenguer, ocasión esta en que ganó la famosa espada Colada. Después de tenerlo tres días en su poder y ante la decisión de éste de dejarse morir de hambre, el Cidlo puso en libertad.

CANTAR SEGUNDO:
Bodas de las Hijas del Cid

El Cid se dirige hacia el mediterráneo, tomando la costa entre Castellón y Murviedro, y ganando después la ciudad de Valencia.También vence al rey de Sevilla que había ido en auxilio del de Valencia; mas tarde vence al rey de Marruecos, Yuguf que había ido a recuperar Valencia. Son tantos los triunfos del Cid, que susenemigos sienten envidia, y dos parientes del conde García Ordóñez que eran infantes de Carrión, don Diego y don Fernando, desean casarse con sus hijas, codiciosos de las riquezas del héroe. El Cid no ve...
tracking img