Cap. 5 y 6

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7232 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
5
Brazil también estaba repasando artículos en la hemeroteca del Observer. Era sorprende lo poco que se había escrito sobre Virginia West a lo largo de los años. Revisó pequeños artículos y fotos en blanco y negro tomadas cuando llevaba los cabellos largos y recogidos con horquillas bajo la gorra de policía. Había sido la primera mujer escogida como agente novel del año, lo cual lo dejó muyimpresionado.
La encargada de la hemeroteca también estaba impresionada y miraba a Andy Brazil cada dos segundos. Cada vez que el joven acudía allí, lo cual hacía con cierta regularidad, a ella se le aceleraba el corazón. Nunca había visto a alguien que investigara historias como lo hacía aquel joven. Cualquiera que fuera el tema sobre el que estuviera escribiendo Brazil, siempre tenía que consultaralgo o hacer alguna pregunta. Para ella era especialmente gratificante cuando él le hablaba mientras ella permanecía sentada, muy decorosa, tras la mesa de arce despejada. La mujer había sido bibliotecaria en una escuela pública antes de aceptar aquel trabajo cuando su esposo se hubo jubilado y convertido en un estorbo permanente . Se llamaba señora Booth, había cumplido de largo los sesenta ytenía a Brazil por el ser humano más hermoso que había conocido en su vida. Andy Brazil era agradable y dulce y siempre le daba las gracias.
Al joven periodista le sorprendió leer que habían disparado contra West. No podía creerlo. Pasó rápidamente el microfilme del periódico, impaciente por leer más detalles, pero el capullo que había cubierto el incidente había perdido por completo la oportunidadde sacar una historia enorme, de primera página. Lo máximo que Brazil pudo determinar fue que once años atrás, cuando era la primera mujer detective de Homicidios, West había recibido el soplo de un confidente.
Un sujeto al que West andaba buscando estaba en el Presto Grill. Cuando llegaron West y otro agente, el sujeto se había marchado. West atendió otra llamada en el mismo barrio, y al parecerse trataba del mismo individuo, pero esta vez lo encontraron realmente borracho y agresivo. El hombre empezó a disparar en cuanto apareció West. Ella lo mató, pero no antes de que él la hiriese ligeramente. Brazil se moría de ganas de preguntarle sobre detalles del asunto, pero era mejor olvidarlo. Lo único que sabía era que había recibido un disparo en el hombro izquierdo; en realidad un rasguño.¿Una bala estaba tan caliente como había oído contar? ¿Quemaba el tejido de alrededor? ¿Cuánto dolía? ¿Había caído al suelo, o había terminado valientemente el tiroteo, como en las películas, sin darse cuenta de que la habían herido hasta que había extendido la mano y había visto el brazo ensangrentado?
Al día siguiente, Brazil se desplazó a Shelby. Debido a su interés por el tenis, había oídohablar de aquella pequeña y apacible población del condado de Cleveland, de donde era Buck Archer, amigo de Bobby Riggs, que había perdido la «Batalla de los Sexos» con Billie Jean King. El instituto de Shelby era un complejo de ladrillo muy cuidado, hogar de los Lions, donde los estudiantes con dinero se preparaban para ir a la universidad en ciudades grandes como Chapel Hill y Raleigh. Losalrededores eran tierras de cultivo y pueblos ganaderos con nombres como Boiling Springs y Lattimore. El BMW de Brazil dio un rodeo hasta las pistas de tenis, donde el equipo masculino celebraba un campamento de verano. Los chicos estaban en el exterior con lanzadores de bolas de color verde pálido. Entrenaban servicios, smashes y cortadas con sudor y lágrimas.
El entrenador paseaba arriba y abajojunto a la valla, bloc de notas en mano, vestido con largos pantalones blancos tipo Wimbledon, camisa blanca, gorro sin horma y gafas de óxido de cinc en la nariz, todo ello pasado de moda y viejo.
—Mueve los pies. ¡Muévelos! ¡Muévelos! —le gritó a un muchacho que nunca movía nada con rapidez—. ¡No quiero verlos quietos!
El chico estaba sobrado de peso y llevaba gafas. Miraba con los ojos...
tracking img