Carl schmitt, “más vigente que nunca"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4154 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
INSTITUTO DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA DEL ESTADO DE PUEBLA A.C. |
Carl Schmitt, “Más Vigente que Nunca.
|
|
|
José Pedro Lecona Romero |
29/10/2011 |

Análisis de la aplicación, de la teoría política de Carl Schmitt, en nuestros días. |

INDICE

INDICE 1
INTRODUCCIÓN 2
El Estado como un todo 2
¿Quién es enemigo y quién amigo? 4
Existen los enemigos justos 6
Separación de poderes 7Conclusiones 8
BIBLIOGRAFÍA 10

INTRODUCCIÓN

Mucho se ha comentado de la teoría política de Carl Schmitt a través de la historia, la cual ha sido centro de una intensa polémica intelectual y política en lo que a su vinculación con el nacionalsocialismo se refiere; sin embargo es un teórico que hasta nuestros días sigue teniendo vigencia dentro de la clase política nacional y local. Ya que muchosde los gobernantes tienden a usar métodos parecidos a los marcados por las ideas Schmittianas, lo cual está muy cerca de “pasar” la delgada línea entre la democracia y el autoritarismo.
Las dificultades que afrontó la República de Weimar a lo largo de toda su existencia, sus causas y el modo en que se disolvió fueron para Schmitt expresiones claras de los efectos de la indeterminación en el campode la política. Este tipo de indeterminación, es la que no quieren los gobernados, ya que estos ven al Estado, como un ente débil y proclive a la corrupción por parte de los grupos de poder de una entidad.
Pero de qué manera se puede ser un gobierno que respete las leyes de una forma tajante, sin que esto sea pretexto para utilizar dichas leyes como “garrote” político. Es una pregunta por demásinteresante y es lo que me lleva a escribir el presente trabajo, queriendo mostrar que hoy en día, es tan actual la teoría política de Carl Schmitt, dentro de muchos de los gobiernos de nuestro país, como lo fue en la Alemania de los años 30’s. Obviamente guardando las debidas proporciones en geografía y tiempos políticos.
No pretendo con esto decir que los gobernantes de hoy en día son nuevosHitlers, como en muchas columnas y editoriales pretenden señalar. Sin embargo hay rasgos distintivos que no se pueden dejar a un lado.

El Estado como un todo

Para Carl Schmitt, “la ecuación estatal = político se vuelve falsa y engañosa en la misma medida en que el Estado y la sociedad se compenetran mutuamente; en la medida en que todas las cuestiones otrora estatales se vuelven sociales y,viceversa, todas las cuestiones "tan sólo" sociales se vuelven estatales, tal como sucede necesariamente en una colectividad democráticamente organizada” (Schmitt, El Concepto de lo Político, 1932).
Lo expuesto anteriormente determina el control absoluto que debe de existir por parte del estado para poder crear un equilibrio necesario, ya que los diversos factores que componen una sociedad moderna puedeninfluir “negativamente” en las decisiones tomadas por parte del gobierno. Esto a todas leguas se ve con un absurdo total, ya que la esencia misma de la democracia es la participación activa de la sociedad civil en general.
Sin embargo en las consideraciones sobre la Historia Universal de Jacob Bukhardt se encuentran las siguientes expresiones sobre la “democracia, esto es: una cosmovisión productode la confluencia de mil fuentes distintas y muy variada de acuerdo a la estratificación de sus sostenedores pero que es consecuente en una cosa: en que para ella el poder del Estado sobre el individuo nunca puede ser suficientemente grande, de modo que borra las fronteras entre Estado y sociedad, adjudicándole al Estado todo lo que la sociedad previsiblemente no hará, pero queriendo mantenerlotodo permanentemente discutible y móvil con lo que termina reivindicando para determinadas castas un derecho especial al trabajo y a la subsistencia” (Schmitt, El Concepto de lo Político, 1932)
Tomando en consideración la cita anterior simplemente quiero hacer un comentario con respecto a la parte en que se señala que “al estado se le adjudica todo lo que la sociedad previsiblemente no hará”. Sin...
tracking img