Causas politicas e ideologicas de la i guerra mundial

Investigación de Historia

LAS CAUSAS SOCIALES E IDEOLÓGICAS
LOS NACIONALISMOS Y LAS PAN-IDEAS

Otro de los –ismos decimonónicos que tiene una fuerte importancia a la hora de explicar el conflicto de 1914 es el nacionalismo.
El nacionalismo es consecuencia de la Revolución Francesa y de la expansión napoleónica en Europa (el invasor extranjero trae consigo las ideas revolucionarias, y almismo tiempo su ocupación del territorio genera rechazo), y acaba convirtiéndose en una de las fuerzas políticas más poderosas del siglo XIX. Históricamente, el intento de construir un estado-nación es paralelo al ascenso al poder de la burguesía.

El nacionalismo como doctrina tomó cuerpo en Europa al comienzo del siglo XIX, y podríamos definirlo así: “El nacionalismo sostiene que la humanidadse encuentra dividida naturalmente en naciones, que las naciones se distinguen por ciertas características que se pueden determinar y que el único tipo de gobierno legítimo es el autogobierno nacional”.
Además, una nación es diferente de otras, y cada una tiene un destino colectivo. El individuo no es nada si no pertenece a la nación. El nacionalismo irá configurándose de un modo activo yviolento en aquellas áreas donde aún no se ha conseguido la unificación política (Grecia, Polonia, Bélgica, Italia, Alemania), erosionando las estructuras supranacionales como los Imperios otomano y austriaco.

Pero el fenómeno, de rasgos aparentemente democráticos, se transforma en una de las bases de la ideología reaccionaria. Las tradiciones pasan a ser consideradas como manifestación “permanente”de la “personalidad nacional”, que se estima atemporal; ello proporcionará argumentos de carácter “nacional” a los conservadores, que justifican así la continuación del status político, social y económico. Los poetas exaltan la nacionalidad y los historiadores reencuentran glorias pasadas, surgiendo con fuerza sentimientos de nación, que enfrenta unas nacionalidades con otras: aparecen muchossentimientos de superioridad colectiva, que lleva al choque con otros pueblos considerados inferiores. La opresión a las minorías, el chovinismo y la política expansionista son consecuencias directas del nacionalismo exacerbado. Los Estados más fuertes se lanzan a una política de conquista (nuevas colonias, nuevas áreas de influencia, nuevos mercados) que culminará con el imperialismo. Otros Estadossoñaban con conseguir una estructura política imperial a costa de territorios vecinos (por ejemplo, el deseo de Belgrado de crear una “Gran Serbia” a costa de albaneses, bosnios, croatas, eslovenos y búlgaros). En fin, otros buscaban la redención de correctivos anteriores (véase Bulgaria, castigada territorialmente tras la última guerra balcánica).

El nacionalismo es, por tanto, una construcciónartificial muy peligrosa cuando se viste con retazos de racismo, superioridad de unas naciones frente a otras y predestinación. El social-darwinismo (las teorías de Darwin aplicadas a las relaciones sociales) y el racismo se incorporaban así al discurso proguerrero. Para el jefe del Estado Mayor austro-húngaro, Conrad von Hötzendorf, la guerra era inevitable, pues el imperio luchaba por susupervivencia. Su homólogo alemán, Moltke, opinaba que una victoria eslava conduciría al mundo a la barbarie intelectual.

Junto al nacionalismo “individualista” de cada Estado-nación encontramos un nacionalismo internacional que une a individuos pertenecientes a diferentes Estados-nación bajo una bandera común (generalmente de tinte étnico, aunque también cultural). Encontramos aquí las pan-ideas: elpaneslavismo, el pangermanismo, el jingoísmo inglés o el “destino manifiesto” estadounidense.

Aunque los dirigentes de las potencias beligerantes no precisaban en su mayoría del permiso de sus poblaciones para iniciar la guerra (entiéndase en el sentido parlamentario del término), los gobiernos de las grandes potencias se cuidaron bien de proclamar el carácter defensivo de la guerra que...
tracking img