Ciancia y tecnologiia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1351 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A lo que sí apuntan tales sucesos es al hecho de que la ciencia y la tecnología, de las que surge el mundo moderno, representan en sí mismas los principales puntos débiles de nuestra civilización. Aviones de pasajeros, rascacielos y laboratorios de biología -todos ellos símbolos de modernidad- se utilizaron como armas en un golpe de malévolo ingenio. La aparición del bioterrorismo como amenazareal indica la necesidad de un mayor control político sobre los usos de la ciencia y la tecnología.

Algunas nuevas tecnologías resultan aterradoras desde el principio y generan un consenso inmediato sobre la necesidad de establecer controles políticos que restrinjan su desarrollo y su uso. Cuando se hizo detonar la primera bomba atómica en Alamogordo (Nuevo México) en el verano de 1945, todoscuantos presenciaron el acontecimiento comprendieron que se había creado un nuevo potencial de destrucción. Así, las armas nucleares se sometieron a controles políticos desde el primer momento; los particulares no podían desarrollar tecnología nuclear por su cuenta ni traficar con los componentes necesarios para la fabricación de bombas atómicas y, con el tiempo, las naciones que firmaron el tratadode no proliferación de 1968 acordaron controlar el comercio internacional de tecnología nuclear.

Otras tecnologías nuevas parecen mucho más benignas y están sujetas a una escasa o nula regulación. Los ordenadores personales e internet constituyen un buen ejemplo; estas nuevas modalidades de tecnología informática (TI) prometían generar riqueza, propagar el acceso a la información y, por lotanto, al poder de una forma más democrática, así como fomentar la unión de sus usuarios. La gente tenía que hilar muy fino para poner peros a la Revolución de la Información; sin embargo, hasta ahora nos hemos encontrado con cuestiones como la denominada línea divisoria digital (esto es, la desigualdad de oportunidades para acceder a la TI) y las amenazas a la privacidad, que no pueden considerarseexponentes revolucionarios de moralidad y de justicia. A pesar de los esfuerzos ocasionales de los Estados más intervencionistas por controlar la TI, ésta ha prosperado en los últimos años con una supervisión reguladora mínima a escala tanto nacional como internacional.

La biotecnología se sitúa entre estos dos extremos. Los cultivos transgénicos y la ingeniería genética humana inquietan a lagente mucho más que los ordenadores e internet. No obstante, la biotecnología promete importantes beneficios para la salud y el bienestar. Ante un avance como la capacidad de curar a un niño de fibrosis quística o de diabetes, resulta difícil aducir razones por las cuales esa inquietud deba interponerse en el camino de la ciencia. Es más fácil oponerse a una nueva biotecnología si su desarrollodesemboca en una prueba clínica fallida o en una mortífera reacción alérgica a un alimento modificado genéticamente. Sin embargo, la verdadera amenaza de la biotecnología es mucho más sutil y más difícil de calibrar en función de un cálculo utilitario.

Enfrentados al desafío de una tecnología de esta naturaleza, en la que lo bueno y lo malo aparecen estrechamente interrelacionados, sólo hay unasolución posible: los países deben regular su desarrollo y su utilización políticamente creando instituciones que distingan entre los adelantos técnicos que fomenten la prosperidad humana y aquellos que amenacen la dignidad del hombre y su bienestar. Dichas instituciones reguladoras deben primero contar con poderes para imponer estas distinciones a escala nacional y, a la larga, deben ampliar suradio de acción internacionalmente.

En la actualidad el debate sobre la biotecnología se polariza en dos bandos. El primero es el libertario, que sostiene que la sociedad no debe ni puede restringir el desarrollo de la nueva técnica. En este bando se incluyen los investigadores y científicos que desean ampliar las fronteras de la ciencia, la industria biotecnológica, que aspira a obtener...
tracking img