Comentario de texto: el problema agrario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1697 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Comentario de texto: El Problema agrario

Nos hallamos ante una fuente primaria, un documento de carácter 
 político y público, escrito por D. Manuel Azaña, presidente de la República (1936-1938) explicando su análisis de las causas de la guerra civil. La fecha es la de 1939 cuando ya ha salido exiliado de España y se refugia en Francia. Su
autor es D. Manuel Azaña, político y escritorespañol que desempeñó los cargos de Presidente del Gobierno español(1931-1933, 1936) y Presidente de la Segunda República Española (1936-1939). Fue uno de los políticos y oradores más importantes en la política española del siglo XX, además de un notable periodista y escritor, consiguió el Premio Nacional de Literatura en 1926.

 Si analizamos el texto podemos observar como en el primer párrafo a modode introducción se da una explicación de cómo fue la acogida de la II República por parte de la sociedad española. En el segundo párrafo se nombra las grandes diferencia existentes en la sociedad española pues “los núcleos urbanos, un nivel de vida alto”, si analizamos esta afirmación del texto vemos como en las zonas de grandes ciudades en España había una calidad de vida buena, y sin embargo,las “aldeas que parecen detenidas en el siglo XIV”; es decir, personas sumidas en una total miseria, por lo que deja ver la total desigualdad en cuanto al reparto de bienes de la sociedad de aquella época. En el siguiente párrafo hace alusión al mal reparto de la tierra, pues se dice que al noroeste la tierra está constituida por minifundios y en cambio en el sur y oeste están los latifundios. Acontinuación, se hace referencia a la acción de la República tal y como era su deber, se habla del paro “crónico”, en la explotación de la tierra, por lo que dan a ver que es un mal constante que siempre ha existido. Ya en la última parte del texto, el autor deja claro que el campesino siempre es el más perjudicado y que este pasa mucho tiempo sin trabajo por lo que no puede comer y no tiene con quemantener a su familia. Y finalmente deja entrever quesean o no socialistas, todo gobierno tiene que encargarse de este problema y ponerle solución para no volver a situación anterior. Por lo que como consecuencia de este estado las medidas tomadas tuvieron un triple objetivo, el social (entregar tierras a los campesinos), el político (para minimizar el poder de los terratenientes) y el económico,para incrementar la producción total del sector agrario y elevar el nivel de vida del campesinado.

Como la cuestión religiosa y la militar, la agraria era el gran problema de la República. España, económicamente hablando, era, en 1931, una economía agraria. Lo era desde tiempo atrás aunque si bien en España la agricultura siempre había sido muy importante, lo que no había sido era productiva,ya que los medios y los modos de producción empleados no eran los más adecuados para elevar el nivel de productividad.
 
Como sabemos, había dos modelos agrarios distintos: el del norte, basado en los minifundios de escasísima superficie (a veces, tan poca que ni daba para sostener a la familia que lo cultivaba, tal y como señala Azaña en su texto); mientras que en el centro y sur, en la Españaseca, eran generales los grandes latifundios. Todo ello herencia de un sistema de reparto de tiempos de la Reconquista. El agricultor típico de la época era el yuntero, es decir un jornalero con dos mulas y un arado, que trataba de arrendar campos para explotarlos. Los latifundios eran el 58% de la superficie cultivable de Cádiz y cerca del 50% en cualquier otra provincia andaluza o extremeña. EnSevilla, por ejemplo, había 2.344 propietarios de tierras, el 5% del total, que generaban el 72% de la producción agrícola. Dado que en el secano la rentabilidad se incrementa con la superficie que se puede explotar, un terrateniente andaluz medio era capaz de sacar unas 18.000 pesetas anuales de su finca, mientras que el arrendatario minifundista solía sacar, por sus 10 hectáreas, poco más de...
tracking img