Comentario sobre la vida espiritual desde el enfoque de la venerable concepción cabrera de armida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1590 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
|

LAS ESTACIONES DEL ALMA |
[Escriba el subtítulo del documento] |
|
Comentario de la vida espiritual desde el enfoque de la venerable CONCEPCION CABRERA DE ARMIDA. |
|
Napoleón Zapata Manzanares |
10/03/2011 |
|
UNIVERSIDAD CATOLICA DE HONDURAS
“NUESTRA SEÑORA REINA DE LA PAZ”
CAMPUS SAN JOSE

MAESTRIA EN TEOLOGIA ESPIRITUAL
CATEDRATICA
DRA. ROSARIO GARCIA DEFERNANDEZ

UNIVERSIDAD CATOLICA DE HONDURAS
“NUESTRA SEÑORA REINA DE LA PAZ”
CAMPUS SAN JOSE

MAESTRIA EN TEOLOGIA ESPIRITUAL
CATEDRATICA
DRA. ROSARIO GARCIA DE FERNANDEZ

Concepción Cabrera de Armida, nació el 8 de diciembre de 1862 en San Luis Potosí, México. Fue la séptima de doce hermanos e hija de los señores Octaviano Cabrera y Clara Arias. Ella fue una joven que tuvo acceso a un mundo defiestas y bailes, sin embargo, esto nunca le impidió buscar a Dios ni trabajar por los demás, especialmente, por los niños más necesitados. Le encantaba montar a
caballo, la música y hacer excursiones en el campo.
Fue una mujer que en su tiempo y desde su vida laical como esposa y madre, toma su vida espiritual muy en serio describiéndola en cuatro etapas muy importantes , las que describeen su libro “Las cuatro estaciones del alma”, donde la compara metafóricamente con las cuatro estaciones del año.
Cada una de estas estaciones, reflejan una etapa de la vida espiritual de un creyente, desde que inicia su vida en la fe en Jesús, hasta que esta colmado y pleno del amor del amado como bien lo llama Conchita.
Inicia con la PRIMAVERA, la puerta de entrada a la vida cristiana y a lavida espiritual. Cargada de mucho emocionalismo y de muy poca convicción. En esta estación, actuamos a través de una novedad llamada Jesús, que nos muestra su amor, se nos revela tal como es y lo logramos descubrir. Sentimos su presencia. Es la etapa de la alegría, del sensitivismo, del derroche espiritual, pero también de las rápidas frustraciones, de las falsas creencias y de la vanagloria.Aquí, nuestra fe es débil, prejuiciosa, acusadora. Prevalece la “auto perfección” y nuestras almas se enorgullecen ante los demás por haber encontrado ese tesoro escondido.
La relación con Jesús, más que de compromiso es de halago, más que amar a Jesús, nos amamos más a nosotros mismos. Nuestra alma se vuelve jactanciosa. Vemos el mundo con “ojos espirituales”, lo escuchamos con “oídosespirituales”, lo criticamos con “labios espirituales”. Se abre ante nosotros un mundo desconocido o ignorado. Nos volvemos epidérmicos, queremos sentir la presencia del Divino Espíritu y fluyen de nosotros oraciones y canticos de alabanzas. Con facilidad surgen las lágrimas…….continuamos emocionales.
Peligra nuestra alma cuando en esta estación, nos sentimos superiores a los demás y expresamosnuestra espiritualidad de tantas formas con el objetivo de que los demás nos conozcan en esta nueva etapa de nuestra vida. Si me admiran, satanás se goza. Muchos laicos, nos quedamos estacionados en esta etapa de vida espiritual, donde Jesús nos protege, nos cuida al extremo de evitarnos el dolor sabiendo que nuestra inmadurez espiritual haría que lo rechazáramos.
En el VERANO, Jesús a través desu Santo Espíritu nos invita a abrazar la cruz. Nuestra alma inicia un proceso de descubrir la verdad de ser verdaderos Hijos de Dios. Iniciamos nuestro proceso de conversión reconociendo humildemente nuestro pecado. “Y comienzan a venir las desolaciones…. Y se inician los desamparos, y el alma tiembla en las obscuridades y aquilones, en las tempestades y noches, arraigándose, afirmándose su fe,y ejercitándose en muchas y muy grandes virtudes”
El Espíritu Santo educa en su proceso de enseñanza, pidiendo vivir nuestra fe, ejercitar la fe, abrazar la cruz y hasta querer crucificarse junto al Amado. Esta estación es larga, pero desarrolla la vida espiritual. Nuestra alma pasa por el crisol de la fe, por las manos del alfarero para ser transformada. Se emprende una metamorfosis con...
tracking img