Como enseñamos a los docentes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9941 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ruth G. Kane Cómo enseñamos a los docentes Perspectivas, vol. XXXII, n° 3, septiembre 2002 Versión original: inglés Ruth G. Kane (Nueva Zelandia) Directora de Formación Docente en la Universidad de Otago, responsable de elaborar programas de formación inicial de maestros de primaria y secundaria. Ha trabajado en formación docente en Australia y en Nueva Zelandia y se interesa en particular por elproceso de capacitación pedagógica de los futuros docentes, de los docentes en ejercicio y de los formadores de docentes. Ha dirigido investigaciones sobre cómo perciben la capacitación pedagógica los que estudian para ser maestros y el cuerpo docente universitario. Estos últimos años ha estudiado su propia experiencia de formadora de maestros para tratar de comprender cómo interpretan y dansentido a la capacitación pedagógica los futuros docentes. Correo electrónico: ruth.kane@stonebow.otago.ac.nz

DOCENTES PARA EL SIGLO XXI

COMO ENSEÑAMOS A LOS DOCENTES: NUEVOS MODOS DE TEORIZAR SOBRE LA PRACTICA Y PONER EN PRACTICA LA TEORIA
Ruth G. Kane Introducción: presentación del contexto En el mundo entero, los establecimientos de educación experimentan actualmente cambios estructuralessistemáticos y reformas de sus planes de estudios. El papel del personal docente se torna cada vez más complejo, pues se le exige que adopte nuevos estilo de trabajo y establezca con sus alumnos y sus colegas relaciones totalmente diferentes en materia de aprendizaje (Beattie, 1997). Para responder a los retos de la escuela del siglo
XXI,

se espera

que los maestros tengan capacidad dereflexión, sean aptos para el trabajo en equipo, la indagación independiente y analítica y estén dotados para el pensamiento crítico basado en criterios éticos y en la integridad personal (Yost, Sentner y Forlenza-Baily, 2000). Se espera de los docentes que demuestren tales aptitudes y modos de pensamiento y de conocimiento con una gran diversidad de alumnos e impulsen en el aula experiencias ycondiciones que despierten la curiosidad del estudiante. Aparentemente, tales aspiraciones son saludables. Sin embargo, la realidad en Nueva Zelandia es que las recientes reformas de los planes de

1

estudios han desembocado en una estructura rígida y prescriptiva, que debe aplicarse en niveles específicos a los educandos (ya no se los llama “niños”: síntoma de la deshumanización y del enfoqueempresarial de la educación). Los niños (educandos) serán ulteriormente evaluados en función de resultados de aprendizaje preestablecidos. Se ha coartado la autonomía profesional del docente, reemplazándola por un papel de técnico que inculca un programa predeterminado, respondiendo a exigencias externas de evaluación y de rendición de cuentas que garantizan una cultura de control y de acatamiento. Lasreformas aplicadas recientemente en Nueva Zelandia se inspiran en una racionalidad que valora la educación, esencialmente, a la luz de su contribución económica a la sociedad. A través de la adopción de un modelo mercantil, la educación se ha estructurado como un producto básico privado. En este sistema, las escuelas son los proveedores, los consejos de administración se encargan de la gestión, lospadres son los compradores, los educandos (niños) son los consumidores y los docentes son técnicos que aplican el plan de estudios. Se recurre al profesor para que haga uso de su competencia técnica en la transmisión de los conocimientos y los valores (con arreglo a lo prescrito por el plan de estudios) que sirvan mejor a la “economía del saber”. Esta concepción estrecha de la educación nocontiene ninguna referencia explícita al papel transformador de la enseñanza y de la escolaridad, ni reconoce responsabilidad alguna frente a los objetivos sociales de equidad y de justicia. Tal es el contexto en el que debe desenvolverse la formación docente y al que tenemos la obligación de responder. La formación docente Se observa que los programas de formación docente han cambiado muy poco en...
tracking img