Como escuchar a su perro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 211 (52518 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Prólogo
de Monty Roberts

Los perros han desempeñado un papel importante en mi vida. Mi mujer, Pat, mis hijos y yo hemos tenido varios con el correr de los años que fueron tiernos compañeros e importantes miembros de nuestra familia. Sin embargo, ha sido otra maravillosa criatura la que ha dominado mi carrera profesional. Me he pasado la vida desarrollando -ya menudo defendiendo- el método quehe descubierro para comunicarme con los caballos. En todo este tiempo me ha resultado evidente el enorme interés que tiene el mundo de los perros por mis ideas. En todas las partes del mundo a las que voy, en mis demostraciones hay siempre cuatro veces más propietarios y adiestradores de perros que domadores de caballos. Casi sin excepción, tienen comentarios firmes y positivos que hacer sobre mimétodo. Si pudiera volver a empezar, disfrutaría del reto de adaptar mis ideas y trasladarlas al mundo del perro. Pero tal y como están las cosas, tengo más que suficiente para mantenerme ocupado desarrollando mi propia disciplina y compartiéndola con otras personas. Mortunadamente, en los últimos años, he sabido de una adiestradora canina de gran talento que, inspirada en mi método, ya haemprendido esta tarea. Me sentí profundamente emocionado cuando me enteré del trabajo quejan Fennell ha venido haciendo en Inglaterra. He tenido la fortuna de conocerla allí y me ha contado muchas cosas que me recuerdan mis propias primeras experiencias. Como a mí, ajan le parece profundamente injusta la forma en que el hombre ha maltratado a veces a un animal que afirma llamar "su amigo". Ella tambiéncree apasionadamente que la 'violencia no tiene lugar en nuestra relación con los animales. Asimismo, sueña, como yo, con un mundo en el que todas las especies puedan vivir en paz.
Igual que me sucedió a mí, Jan ha tardado en armarse del coraje necesario para contar su historia. Yo fui dando largas al asunto durante años antes de escribir mi primer libro, El hombre que escuchaa los caballos!. anha sido igual de cuidadosa para esperár a publicar sus J ideas. Ahora siente la confianza que le da su experiencia y está preparada para compartir su extraordinario trabajo. con un público más amplio. En esta empresa, les deseo a ella y a sus ideas lo mejor. Estoy seguro de que habrá quienes la critiquen. Si la experiencia me ha enseñado algo, es que la naturaleza humana tiene una capacidad casiilimitada para la negatividad. Cada uno de nosotros debería tener presente que, por cada grano de negativo dentro de la comunidad humana, hay una montaña de positivo esperándonos entre los animales. Sin embargo, también debemos mencionar que por cada persona negativa, hay literalmente cientos que tienen sed de una mejor forma de tratar con los mejores amigos del hombre. Me enorgullece pensar queaferrándome a mis creencias he ayudado a hacer del mundo un mejor lugar para el caballo y espero que también para las personas. Confío en que este libro pueda lograr lo mismo para otra criatura muy especial: el perro. Monty Roberts

Introducción

Creo firmemente en la importancia de aprender de los errores que cometemos en la vida. Y con razón, porque yo misma he cometido más de la cuenta, tantoen mis relaciones con personas como con perros. De todas las lecciones que éstos me han enseñado, ninguna fue tan dolorosa como la que recibí en el invierno de 1972. Me parece oportuno empezar contándoles la tragedia de Purdey. Por razones que pronto resultarán evidentes, su historia es inseparable de la mía propia. Era la época en que me había casado y estaba criando a mis dos hijos pequeños, mihija, Ellie, nacida aquel febrero, y Tony, que entonces tenía dos años y medio. Vivíamos como una familia en Londres, pero acabábamos de decidir trasladamos al campo, exactamente a una aldea de Lincolnshire, un condado en pleno centro de Inglaterra. Como tantas personas que se sienten atraídas por la vida rural, todos nosotros estábamos deseando dar largos paseos por el campo y decidimos que...
tracking img