Como negociar con los padres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (498 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 27 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Negociar con los padres

Cuando negociamos con los padres muchas veces nos parece que es más fácil que cuando lo hacemos con extraños. Sobre todo por eso de que podemos tocar puntos débiles quesólo nosotros conocemos. Pero craso error. Los padres también conocen nuestros puntos débiles y no solo eso, sino que también tienen autoridad sobre nosotros, así que al final, negociar con ellos sueleser más complicado que hacerlo con Bill Gates para entrar en la competencia de nuevo software.
Los hijos siempre tenemos propuestas para hacer a nuestros padres, pero ellos, y no sé bien a raíz de quécostumbre o a cuándo se remonta, piden siempre algo a cambio. Quiero salir el fin de semana a bailar y necesito dinero. Vale, me lavas el coche y después limpias las ventanas. Quiero ir de vacacionesa la costa. Vale, todas las notas perfectas y los fines de semana a ayudar en casa. Además pareciera que a los padres les surge automáticamente eso de algo a cambio, y a veces sin pensar. Quiero irmede casa. Vale, pero antes limpias tu cuarto...
Los padres tienen además más experiencia negociando que los hijos, ya que ellos fueron hijos antes. Yo probé un tiempo, y para tocar un punto débil,preguntarle a mis padres como negociaban algo ellos con los suyos, para después pedirles una guitarra eléctrica (Vale, pero a cambio cambias todas las tejas del techo). El tocar ese punto débil al finalfue contraproducente. Primero me contaron que las relaciones antes con los padres eran distintas y que ni se les ocurría pedir algo porque corrían el riesgo de ser castigados. Yo siempre imaginé alos abuelos en general como que tenían dos caras. Por un lado la parte tierna que tienen con los nietos y por otro el legado que ellos también a su vez recibieron de sus padres. Esos tiempos donde todoera muy difícil y complicado en la relación padre - hijo. Yo me imaginaba a mi abuelo diciendo a mi padre "¿un juego de mesa? Veinte abdominales y a limpiar el corral de los cerdos". Vamos, que ni...
tracking img