Computacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1839 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD SAN CARLOS DE GUATEMALA
CENTRO UNIVERSITARIOS DE IZABAL
CUNIZAB

Laura Patricia Valdez Salguero
Carnet 200942519
Licenciatura en Pedagogia y Administración Educativa

RESUMEN DEL LIBRO LA FRUTA AMARGA
UNA EPOCA DE REFORMA

Lic Jacobo Arévalo Molina
Política Educativa
04 de Agosto del 2012

RESUMEN DELLIBRO LA FRUTA AMARGA

CAPITULO III

UNA EPOCA DE REFORMA

Las prácticas genocidas de 1981 y 1982 adquieren sustento explicativo en el discurso de la contrarrevolución de 1954. Los actores del año 54 atravesaron
la etapa contrarrevolucionaria para entrar, en 1962, a la contrainsurgencia, desde donde dominarían la escena política durante medio siglo. Uno de los más connotados ideólogos delmomento fue sin lugar a dudas el arzobispo de Guatemala Mariano Rossell y Arellano, quien interpretó cabalmente el sentido del tiempo en aquellos años: Comparten esta condición Schneider .Ya que lucha lucha contra el Comunismo no ha terminado, apenas se ha iniciado…”
Siglos de ancestral racismo –que en sociedades indígenas está estrechamente
ligado a la propiedad de la tierra–; el papelprofundamente conservador del clero católico; una idea de cultura política asociada a la hacienda, la gran plantación; el anticomunismo, convertido en ideología de Estado; la doctrina de seguridad nacional; el mito del dictador Jorge Ubico Castañeda que se forjó tras su salida del poder en 1944; cierto nacionalismo conservador y violento; la idea del adversario que se fraguó, aunada a la propagación de laidea del terror revolucionario; todos ellos fueron los factores definitorios de una manera de entender la realidad,que dominó Guatemala durante la segunda mitad del siglo XX.
En un país dominado por una oligarquía terrateniente, el gobierno derrocado había sancionado una ley de reforma agraria, lo que desató un proceso de movilización política. En los albores de la Guerra Fría, aquel derrocamientofue la primera intervención de Estados Unidos en América Latina. Tales son los
elementos que otorgan al caso –las ideas de la contrarrevolución en Guatemala– un carácter excepcional.
LOS HECHOS
El 27 de junio de 1954, el presidente Jacobo Arbenz Guzmán anunciaba su renuncia. Se trataba del primer presidente que había recibido de otro –popularmente electo– la banda presidencial. La operaciónéxito trazado. La embajada de Estados Unidos en Guatemala tendría razones para celebrar. “Bien, muchachos, mañana a esta hora tendremos una fiesta”,
advirtió el embajador J. Peurifoy a su personal la noche Una sucesión de ajustes en la cúpula gobernante sobrevendrían entre aquella noche y el 8 de julio, cuando el líder de la contrarrevolución finalmente se hizo con el poder. A quien Arbenz confió elcargo duraría unas cuantas horas. El discurso de aceptación del coronel Carlos Enrique Díaz, dirigido a la nación la misma noche del 27 de junio, fue suficiente para que el embajador Peurifoy le permitiera continuar. En su discurso, Díaz se comprometió a seguir la obra de la revolución, a luchar contra el ejército invasor que había derrocado a su amigo, como él mismo llamó al ex presidente ArbenzGuzmán. Richard Harris Smith .


El 28 de junio, se conformó una junta de gobierno, integrada por el coronel Carlos Enrique Díaz, en calidad de presidente; el coronel José Ángel Sánchez, del ministerio de la Defensa; y el coronel Élfego H. Monzón. A esto se llegó gracias a la visita que el jefe de la estación de la CIA en Guatemala, John Doherthy, su ayudante Enno Hobing y el coronel ÉlfegoMonzón hicieron al nuevo presidente de Guatemala la misma noche del 27. Schlesinger y Kinzer (p. 231) narran fragmentos de aquella entrevista: “–Hobing: ‘Coronel, sencillamente usted no es el adecuado para las necesidades de la política exterior norteamericana.
No obstante, aquel acuerdo alcanzó para poco. Contrariado por la decisión
de declarar una amnistía –que dejaría en libertad a los...
tracking img