Concepto de lachance

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9948 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CONCEPTO DE DERECHO SEGÚN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS1
Louis Lachance O.P.

El derecho, de la misma manera que el hombre, que es su titular, no existe en estado puro. Hay derecho francés, alemán, italiano y otros más, pero no hay derecho pura y simplemente. Aquel que lo busque, como tal, corre detrás de una abstracción, y las máximas que recoja tendrán un valor irreal. Ellas no cuadrarán conla movilidad y la divergencia de los hechos que figuran en el curso natural de las cosas. Habiendo, desde los primeros pasos, abandonado el terreno firme de la experiencia, la investigación versa fatalmente en un dogmatismo sin relación con la vida, tal como ella se manifiesta en el tiempo y el espacio. Aparece así la necesidad de precisar desde ahora, el significado y alcance de nuestrasconclusiones. Esto es tanto más necesario si se considera que en ciertos medios se ha conservado demasiado vivo el recuerdo del descrédito arrojado por la escuela sociológica sobre los métodos tradicionales. Sin duda alguna, la tradición que se tenía en cuenta no era aquella que representa S. Tomás2; pero aún así, es necesario todavía cuidarse del equívoco. Ciertos juristas modernos discípulos de Durkheimy de Lévy-Bruhl, creen beneficioso el prevenirnos de la imposibilidad de deducir la ciencia del derecho del análisis de un concepto lógico, de una esencia, pues va de suyo que una ciencia aislada de los datos de la observación, se abandona a construcciones puramente imaginarias, dejando de lado el verdadero papel de la ciencia, que es el interpretar lo real y explicarlo. Nuestra tarea se limita,entonces, a observar los fenómenos por los cuales lo real se manifiesta, clasificarlos, establecer la ley de su producción y extraer las relaciones que los unen. Interroguemos, pues, los hechos con exactitud, libertad, desinterés, y concluyamos en lo que es. Cuando hayamos establecido lo que es, podremos legítimamente inferir lo que debe ser. La preocupación de establecer lo que debe ser, nosimpediría grandemente, el ver lo que es, y caeríamos en los errores del pasado.

1 Extracto. El presente trabajo es una trascripción de las “Nociones preliminares”; primera edición castellana; traducción Noticia y Estudios del Abogado Fernando N. A. Cuevillas; Buenos Aires; 1953. 2 S. Deploige, Le conflit de la morale et de la sociologie, París 1933; O. Lottin, Le problème des fines en Morale, dansAnnales de Philosophie.

1

Por ello se puede ver que la escuela sociológica transporta al dominio práctico, los métodos de los cuales se sirven las ciencias físicas experimentales y profesa la creencia de que al margen de la física real y prolongándola, habría una física social. Las ciencias morales y jurídicas, en esa escuela, están subordinadas y estarían sometidas al mismo género detratamiento que las ciencias físicas experimentales. Es lo que vamos a ver.

1º. Método Aristotélico–Tomista El debate relativo al método en las ciencias prácticas puede reducirse a tres puntos. ¿Las ciencias prácticas, son desinteresadas o normativas? ¿Tienen ellas su punto de partida en lo real? ¿El término al que ellas arriban, permanece en continuidad con lo real? Ante todo, se sabe que hay porlo menos dos cosas que es menester tener antes de empeñarse en los primeros eslabones de la cadena de la ciencia: una materia a estudiar y principios capaces de esclarecerla3. Examinemos estos dos postulados, y se verá rápidamente cuál es el papel de la experiencia en las ciencias prácticas, cuál es el carácter propio de estas ciencias y cuál es su relación con lo real. Las ciencias prácticastratan del operar humano: esto es su materia. Luego ¿qué es el obrar humano? Una infinidad de casos particulares, que varían de un pueblo a otro, que se diferencian de una clase a otra, que se modifican de un individuo a otro, que se transforman de un instante a otro. Móvil y fluido como el tiempo, transcurre sin esperanza de retorno. Parecido a las ondas que el río lleva en su lecho, desaparece para...
tracking img