Conquista y colonia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 117 (29155 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
COLEGIO DE CIENCIAS Y HUMANIDADES
ÁREA HISTÓRICO-SOCIAL
HISTORIA DE MÉXICO I
UNIDAD 3
CONQUISTA Y COLONIA 1521-1810
Grupo de trabajo: Tlamatinime
(El que ilumina el rostro ajeno con el conocimiento)
Coordinadores: Susana Huerta González y Miguel Carlos Esquivel Pineda
Responsables de la Unidad:
José Guzmán Rodríguez (coordinador),Eréndira Cornejo López, Graciela
Maldonado Figueroa, Lucía Salgado Bernal.
Integrantes del Seminario:
Eréndira Cornejo López, Rosalina Bautista Pérez, Héctor Bernal González, Susana Huerta
González, Miguel Carlos Esquivel Pineda, Ernesto García Palacios, Áurea González Leal,
Elizabeth González Torres, José Guzmán Rodríguez, Graciela Maldonado Figueroa, Tomás
Montes Hernández,Lourdes Pirod Posada, y Lucia Salgado Bernal. 2
INTRODUCCIÓN
ESPAÑA Y LA HERENCIA COLONIAL.
La América Colonial española fue un espacio suficientemente organizado si se tiene en
cuenta lo descomunal de sus dimensiones. Por necesidad política, por voluntad de dominio,
por resultado temporal en cualquier caso, las tierras de la actual Iberoamérica, contaron
entre los siglos XVI y XIXcon una articulación espacial jerarquizada, cuyas secuelas
persisten con fuerza en su mapa político contemporáneo, tanto en la estabilidad o
conflictividad de sus fronteras internacionales, como en la homogeneidad o desequilibrio de
los territorios nacionales, de sus redes internas y de sus sistemas de interrelación. Sobre el
mapa de la llamada América Latina pueden aún trazarse lasdemarcaciones de su pasado
colonial hispánico, e incluso rastrear sobre él las imprecisiones de aquéllas.
Tanto las adecuaciones como las imprecisiones del sistema territorial hispánico en América
fueron resultado de la conjunción de diferentes necesidades planeadas desde la misma
empresa colombina. De hecho, una primera comprensión de aquella secuencia innovadora
podría cuestionar si seríamás correcto referirse a virreinatos o a virreyes. Esto es, si desde
los orígenes, allá por los comienzos del siglo XVI, tuvieron mayor peso definitorio las
instituciones propiamente dichas o las personas (personajes, si se quiere) que asumieron
tareas y funciones posteriormente aquilatadas en la proyección del derecho castellano sobre
Indias.
La respuesta a ese cuestionamiento nopuede ser simple y es la propia secuencia histórica
la que permite apreciar los matices del dilema y sus implicaciones estructurales.
Como quiera que sea, La América española contó desde el segundo tercio del XVI con una
básica división territorial que, pese a su apariencia sencilla, encerraba complejos orígenes y
realidades. El virreinato de la Nueva España creado en 1535, con su capital enla ciudad de
México, comprendía los actuales territorios del Sur de los Estados Unidos, México,
Centroamérica a excepción de Panamá, las Antillas y, con un alto grado de imprecisión
según qué tiempos, las costas de Venezuela y sus poblamientos internos.
El Virreinato del Perú puesto en 1543 integró otra gran división jurisdiccional, abarcando la
totalidad de regiones andinas deSudamérica y Panamá por en Norte y el Río de Plata por el
Sur. 3
Esas dos divisiones, en gran medida responsables de una visión de América desde España,
fueron resultantes netas de la etapa de conquistas, y en realidad su afianzamiento data de
1570 a 1580, cundo Juan López de Velasco desde el Consejo de Indias fijó las
jurisdicciones americanas en su Geografía y descripción Universal de lasIndias. Ya en el
siglo XVIII, sin embargo, la creación de otros dos virreinatos respondió a un acercamiento
más cabal, más estratégico y documentado, de las necesidades del continente. El virreinato
de la Nueva Granada, con capital en Santa Fe de Bogotá.
Pero las bases de la administración colonial española en América, trabadas realmente en el
proceso descubridor, que abarcó casi medio...
tracking img