Constelaciones del petroleo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 187 (46546 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONSTELACIONES DEL PETRÓLEO Julia Elena Rial

Nuestro deber es hacer futuro. Nuestra misión consiste que no se pierda el patrimonio que nos legaron nuestros mayores. Mario Briceño Iragorry

1

ALGUNAS IMPRECISIONES

El intento por expresar algunas ideas sobre las petro novelas que, desde la explosión del pozo Zumaque I en Venezuela, inician la toma de conciencia de pertenencia delpetróleo, nos lleva por diferentes caminos narrativos en cada relato donde los

vehículos para llegar y permanecer en ellos resultan distintos. Nuestra idea además de valorar la función estética tratará de comprender como se presenta cada discurso en relación con la visión social del escritor, el momento histórico del texto y de la escritura y las transformaciones culturales que cada narración propone,en medio del escaso desarrollo en regiones y ciudades de vida rural donde la elección fue clara: el petróleo, un producto indispensable, codicia del mundo. Nuestra visión nos llevará a percibir la sociedad de cada período novelado con un reconocimiento de costumbres y acontecimientos históricos indispensables para la comprensión del lenguaje, de las ironías, parodias, realismo, simbología,alegorías y mitos que han despertado en nosotros el interés y el gusto por las letras del petróleo. Conocer y valorar los relatos significará respetar la complejidad con que cada escritor asume el tema, aunque de vez en cuando nos dejemos llevar por esa inevitable subjetividad que le hizo decir a Mariátegui sobre sus ensayos: Otra vez repito que no soy un crítico imparcial y objetivo. Mis juicios senutren de mis ideales, de mis sentimientos, de mis pasiones. Pero también es el integrarnos al sentimiento íntimo que envuelve la ficción del tiempo y país petrolero, por lo cual hemos incorporado variadas citas no con el fin de sacarlas del contexto sin justificar su procedimiento, ni como una extrapolación no fundamentada en argumento alguno, arrojada al azar sin importar si resulta o no pertinente.La idea es crear un paralelismo que implique un momento de reflexión, duda, incertidumbre o controversia en el diálogo que se suscita entre este ensayo y las petro-narraciones. El germen inicial había comenzado de manera rudimentaria en el Táchira con el pozo Eureka, cuyas expectativas se expresan en «Lilia» y «Elvia», novelas relacionadas con las primeras manifestaciones sociales de quienestuvieron el privilegio, otorgado por Juan Vicente Gómez, para explotarlo «indefinidamente». En este adverbio está implícito el camino de inagotables extracciones de un producto no renovable, ramales del negocio que serían la antesala del país actual, sustentado casi exclusivamente por la
2

renta petrolera. La enajenación del petróleo a capitales ingleses y norteamericanos es aspecto relevante enla primera etapa que bajo la «vil leyenda» de incapacidad

administrativa de los nativos somete la ficción, en muchos relatos, a gerencia extranjera-obrero venezolano, además de considerar, desde diferentes enfoques, lo que significó a niveles regionales la explotación: tierras perdidas para la agricultura, revalorizadas y expropiadas por la riqueza del subsuelo, poblados que surgían al conjurode torres y palanquines, fuentes de consumo, mercados y comercios donde se negociaba lo incomprable, peones que recibían el salario en fichas y vivían eternamente endeudados con las pulperías, caras nuevas, lenguas extrañas, culturas diferentes. Con el correr de los años la literatura y el arte del petróleo habían permanecido como un reservorio del cual se han hecho pocas críticas, revisarlos enel nuevo milenio significa abrir las compuertas con diferentes combinaciones, revertir la tendencia al archivo de lo pasado por caduco para abordar unas obras que hoy nos proporcionan nuevas fuentes de conocimiento, a partir de la revalorización de un patrimonio nacional y latinoamericano que aún ofrece mucho por explorar. Las obras leídas nos demuestran que los grandes negocios son peligrosos...
tracking img