Copiado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5314 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 18 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
a clave fundacional del psicoanálisis a debate: la teoría de la seducción traumática. Este asunto se aborda en un libro que es ya un clásico del periodismo norteamericano: en él Janet Malcolm reconstruye la pesquisa llevada a cabo por un erudito conflictivo, Jeffrey Masson, pesquisa que le llevó a enfrentarse a la Asociación Psicoanalítica Intenacional. Por este libro, la propia autora, JanetMalcolm, también se vería acosada judicialmente por el propio Masson.
Los Diarios electrónicos (2004) de Arcadi Espada son la continuación de un libro que con el mismo título obtuvo el Premio Espasa de Ensayo. Están concebidos como un cuaderno de bitácora que el autor vuelca sobre la Red con el fin de hacer públicas sus reflexiones, malestares, observaciones de lo que la prensa trae o de lo que élmismo lee en otros libros. Con puntualidad mañanera, sobre las once horas, el escritor muestra lo que ha ido anotando, sus opiniones, con la esperanza de que seguidores, lectores, críticos o enemigos depositen también sus comentarios. Ese blog ha sido un éxito de público: numerosas acotaciones, hasta trescientas algunos días, han enjuiciado a lo largo de 2004 lo que el propio escritor evaluaba. Lohabitual es que esos debates electrónicos, muchos de ellos de gran ferocidad, hayan tenido que ver con los desvaríos periodísticos de los que está aquejada la prensa, algunos desvaríos para los que Espada sería revelador y azote. Una populosa tripulación de colaboradores se ha sumado a esta navegación diaria en la que alguien, aupado a cubierta, otea y monologa irascible, irónica,melancólicamente, y otros muchos, auténticos galeotes, escriben un Nickjournal, que es el rótulo algo cursi y adulador con que se llama a la hacinada bodega del barco. Además de examinar el periodismo, Espada también ha utilizado Diarios como un cuaderno de libros, como un bloc en el que dejar caer párrafos, extractos o pasajes literales de esta o de aquella obra que leía y que citaba a manos llenas.

Porejemplo, uno de los autores sobre los que más se ha extendido es Steven Pinker, el célebre cognitivista, cuya Tabla rasa ha deslumbrado a tantos lectores, entre ellos Arcadi Espada. Una ciencia sin metáforas y sin metafísicas, destructora de velos y encubrimientos sería la razón de ese aplauso, una meta en el fondo muy próxima a la porfía con que el periodista catalán arremete contra la confusión deficción y realidad en el periodismo contemporáneo. Concebida así esa tarea iluminadora, no deberá extrañarnos que Sigmund Freud no sea admirado por Espada. Más aún, según sus adeptos, Pinker y los desarrollos recientes de las ciencias cognitivas habrían desmantelado una a una las aseveraciones del psicoanálisis, sus fundamentos y sus procedimientos: Freud sería así uno de esos literatos que dicenhacer ciencia y que, en el fondo, poco aportan al conocimiento exacto de la realidad, de la conducta humana, pues sus bases esotéricas no permitirían tratar lo verdaderamente ocurrido, lo real, y sus respuestas no serían más que metáforas deslumbrantes y dudosas, un tropo que el periodista catalán deplora y que también ve entre muchos de sus colegas cronistas, cada vez más ajenos al hecho y cada vezmás dados a las imágenes y al símbolo.

El 26 de octubre de 2004, Arcadi Espada introdujo en su blog una anotación retadora, provocativa. Era la siguiente: “El envidiable libro de Janet Malcolm, Los archivos de Freud. Este párrafo de Jeffrey M. Masson sobre los psicoanalistas: “Defendían que la experiencia de Auschwitz pudo ser positiva para algunas personas. Afirmaban que nadie tiene derecho ajuzgar la experiencia ajena; que no se puede decir que todo el que estuvo en Auschwitz salió de allí gravemente afectado, que es lo que yo sostenía. No creo que nadie saliera de Auschwitz sin haber enfermado. Creo que una experiencia traumática de esas características destruye a la gente, no la fortalece. Hay ciertas realidades tan abrumadoras que sólo admiten una interpretación. Y si a alguien...
tracking img