Crítica de la razón práctica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9367 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulo III
La razón pura práctica

Introducción.

Con la Crítica de la razón práctica Kant fundamenta su teísmo moral conforme a las exigencias de la primera Crítica. Veremos cómo su Teología moral es la continuación y constatación de una metafísica fundamental que él presuponía en su Crítica de la razón pura. Pues observaremos cómo después de haber demostrado la posibilidadlógica de la libertad práctica, gracias a la doble consideración de los actos humanos como phaenomena y como noumena -quedando pendiente la cuestión de la realidad objetiva de la libertad práctica, esto es, si la voluntad humana es realmente libre- al fundamentar en la segunda Crítica la posibilidad de la libertad, acertaremos en que la posibilidad objetiva de la libertad es también la soluciónde la posibilidad de la metafísica como ciencia. Pues si la libertad es, en efecto, una causalidad que se muestra independiente de la causalidad natural de los fenómenos, su objetividad, por tanto, abre las puertas al mundo nouménico. De manera que si con la Crítica de la razón pura Kant establece los límites de nuestro conocimiento al esclarecer sus condiciones a priori, también en su segundaCrítica descubre los elementos a priori de la razón práctica. Pues la crítica como método no sólo se limita a establecer una línea de división entre lo que se halla en el interior del dominio del conocimiento y lo que está más allá, sino que también comporta una voluntad por unir y proponer mediaciones y enlaces futuros.[1] De tal manera que si la Crítica de la razón pura establecía que no se puedeconocer ni la esencia ni la existencia de Dios, ésta afirmación sólo destaca que el acceso a Él no se lleva a cabo del mismo modo como se conoce la realidad, que la metafísica buscada no puede ser especulativa sino un asunto de la voluntad, esto es, de la razón práctica. Pues son más bien las exigencias morales ínsitas en nuestra razón las que nos conducen a admitir la necesidad de la existencia deDios, la inmortalidad del alma y la libertad trascendental.
En efecto, este capítulo intenta establecer, con la Crítica de la razón práctica, una nueva revolución copernicana, la cual consiste en que: mientras los filósofos anteriores a Kant fundaban la moral sobre los dogmas de la religión, en su teísmo moral, es la presencia de la ley en el corazón del hombre la que le manifiesta suindependencia con respecto a la animalidad de su existencia.[2] De esta manera, observaremos cómo con la Crítica de la razón Práctica Kant puede resolver lo que era inadmisible a la Crítica de la razón pura, esto es: acceder legítimamente, aunque no especulativamente, a la afirmación de los objetos propios de la metafísica.

1. El establecimiento de la existencia de Dios
Y el manejo delas categórias por analogía.

Aunque no podamos dar más allá de toda experiencia posible, ningún concepto determinado de lo que puedan ser las cosas en sí mismas, pues la metafísica nos conduce a límites en los intentos dialécticos de la razón pura; y las ideas trascendentales, que no pueden ser eludidas, sirven para mostrarnos los límites del uso puro de la razón[3], no obstante [4] Kantsiente la obligación de quitar a la razón empíricamente condicionada la pretensión de querer ser ella sola el fundamento determinante de la voluntad. Para ello, era menester acceder legítimamente al mundo nouménico, lo que, a razón de nuestro filósofo, sería sólo con base en una aplicación analógica de las categorías respecto a los objetos suprasensibles. Pues así lo afirma Kant en una página delprólogo de su Crítica de la razón práctica:

Aquí se explica así también, por primera vez, el enigma de la crítica, de cómo se puede denegar realidad objetiva al uso suprasensible de las categorías en la especulación y concederles, sin embargo, esa realidad en consideración de los objetos de la razón pura práctica; pues esto tiene que parecer necesariamente inconsecuente mientras ese...
tracking img