Creer en dios: ¿cuestión de fe?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2985 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Creer en Dios: ¿cuestión de fe ?

ADVERTENCIA: Este artículo está clasificado como ensayo. Lea bajo su propio riesgo (y tiempo)

Hoy tendremos el placer de comentar sobre un tema ampliamente discutido en el ámbito científico y social; un tema que suele armar polémica y le pone la carne de gallina a cualquiera, pues lo deseen o no, siempre sale alguien indignado, ofendido o hasta herido (otodos los anteriores). ¿La causa? Sencillo: el dogma religioso es especial en el sentido de que se implanta cuando uno es muy pequeño. Esta es la etapa donde el pequeño absorbe todos los conocimientos; aprende a balbucear, para después articular palabras y, finalmente, hablar; aprende a gatear, para después caminar y, al final correr. Asimismo, se le enseña a creer en un Dios, a persignarse e ir amisa. Lo trascendente de este hecho recae en que los conocimientos y actos que el individuo aprende de chico son los que, típicamente, prevalecen hasta la edad adulta... Aprendiste a hablar en español: el acento castellano difícilmente se te quitará en el futuro. Te asustó un perro a los 3 años al punto del llanto: le tendrás miedo a los perros durante una buena parte de tu vida.

Así pasa conla religión y los demás dogmas que te imponen tempranamente, de aquí que las creencias religiosas sean un aspecto fuertemente anclado a la ideología y personalidad del individuo: se convierte en la base que sostiene a la persona misma, junto con todas sus demás creencias, sus valores y su moral. La religión es un elemento que difícilmente puede derribarse en los creyentes e implantarse en los nocreyentes porque estaríamos hablando de derribar el pilar que sostiene su fe entera; en estos casos, ni el argumento científico-filosófico más "nietzchoso", ni el más milagroso manto flotante impregnado con la sangre del profeta de tu preferencia podrá convencer al fanático ni al escéptico en turno.

Pero, ¿es ésto necesariamente malo? Comencemos con hechos definitivos: la existencia o no de unser divino (lo que todos llamaríamos Dios) es imposible de comprobar, por lo que debemos aprender a quitar de nuestro vocabulario las palabras "existe" y "no existe"; usemos mejor "creo" o "no creo". Es más sano.

¿Ahora, por qué digo que la existencia de Dios es imposible de comprobar y, a la vez, de refutar? Existe algo llamado carga de la prueba, que es la obligación, de quienes afirman algo,de demostrarlo (si tú afirmas la existencia del monstruo espaghetti, debes demostrarla; si afirmas la existencia de Dios, debes demostrarla también). Así, pues, una demostración requiere de una prueba empírica dada; ésto es, evidencia concreta, tangible y comprensible. Si consideramos el hecho de que nadie ha visto, olido, tocado, degustado u oído a Dios (ni siquiera los mismos religiosos loniegan), podemos asumir, entonces, que no existen pruebas tangibles de su existencia. Pasaré a explicar ésto más a fondo para que no exista cabida a dudas.

Para el hombre, es imposible imaginar algo que no existe. Ésto es porque, aunque se trate de algo tan ridículo como el monstruo espaguetti, la concepción del individuo está basada en cosas que ya ha visto y percibido. El monstruo espaguetti estáhecho de espaguetti, un alimento que todos conocemos. Es imposible hablar de algo cuyas características jamás hayan sido imaginadas, vistas o percibidas. Si te hablo de un teseracto, y te digo que es "un cubo de cuatro dimensiones", lo más probable es que no tengas ni idea de cómo es, porque simplemente no tienes la concepción de una cuarta dimensión... al menos hasta que veas una representaciónmatemática del teseracto.

Una vez establecido ésto, revisemos la siguiente afirmación y sigamos la prueba analógica al estilo de "si A=B y B=C, entonces A=C": Dios es perfecto. Considerando que la perfección es la carencia de defectos, y todo en este Universo tiene defectos, nada en este Universo es perfecto. Por lo tanto debemos asumir que no conocemos la perfección; no la hemos visto, no la...
tracking img