Crisis en la criminologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5340 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CRISIS DE LA CRIMINOLOGÍA

Edmundo René Bodero

I LA CRISIS DE LA CRIMINOLOGÍA TRADICIONAL

Hasta los años sesenta del siglo anterior, la pobreza y sus secuelas eran consideradas por la Criminología, las causas principales de la desviación. Consecuentemente, para combatir la delincuencia era menester erradicar la miseria y disminuir la brecha social.

James Q. Wilson (ex-asesor delPresidente Reagan y autor del best-seller “Thinking About Crimen”) expuso sugestivamente la cuestión:

Si en 1960, se nos hubiera preguntado cuáles medidas deberían aplicarse para evitar el incremento drástico de la tasa de criminalidad, habríamos respondido que reduciendo el nivel de la pobreza, elevando la calidad de la educación, demoliendo las construcciones ruinosas, promoviendo laorganización comunitaria y orientado a la juventud descarriada.

Como por aquellos años, los ada Estados Unidos disfrutaban de un período de inusitada prosperidad económica, considerables recursos fueron destinados a la aplicación de aquella política criminal. Así, se demolieron barrios bajos, se mejoró la educación, se alcanzó el pleno empleo, etc. y, sin embargo la curva de la delincuencia aumentóen lugar de decrecer.

II NACIMIENTO DE LA NUEVA CRIMINOLOGÍA

El ascenso incontenible de los índices delictivos, a pesar de que los factores “desencadenantes” habían sido sistemáticamente combatidos, revelaba inequívocamente que la teoría y la praxis criminológica estaban erradas, imponiéndose la revisión total de sus postulados, máxime que los delitos no los perpetraban ya emigrantesdesesperados, ni los hijos de los obreros imposibilitados de conquistar el sueño americano, ni jóvenes pandilleros salidos de la misma capa social, etc. como lo sostenían la escuela de Chicago, la anomia de Merton y la teoría de las subculturas, en su orden. Las nuevas generaciones de antisociales pertenecían a las clases media, media alta y económicamente poderosas, a quienes se les imputaba lacomisión de delitos de nuevo cuño como oponerse a la segregación racial,[1] a la guerra de Vietnam, a la invasión a Cuba, a la impunidad del Presidente Nixon en el caso Watergate, mientras quienes ejecutaron sus órdenes se encontraban tras las rejas o perseguidos, etc.

Ante tales acontecimientos, los criminólogos de entonces no pudieron por menos que empezar a dudar y preguntarse:

¿Las leyespenales en realidad obedecían a consensos? ¿Representaban, en puridad el sentir de las mayorías? La justicia, actuaba al margen de la posición social, económica, color de piel, o creencias de los acusados? ¿El sistema penal cumplía los propósitos que la doctrina le asignaba?

A lo anterior se agregó que la post-modernidad (inteligencia artificial, robótica, informática, genética, clonación,fecundación, satélites y globalización de la economía) que empezaba a extenderse por el orbe, trajo consigo formas más sofisticadas de desviación, lo que imponía la necesidad de replantear integralmente la cuestión criminal, iniciándose así la crisis de la antigua y el surgimiento de la Nueva Criminología.

III CRIMINOLOGÍA DE LA REACCION SOCIAL (Etiquetamiento)

En su primera fase, la NuevaCriminología adoptó por denominación: “De la Reacción Social”, aunque también suele como teoría del “Etiquetamiento” o “Interaccionismo Simbólico”, éste último por inspirarse en aquel enfoque sico-sociológico de George H. Mead.

A la Criminología de la Reacción Social le correspondió el honor de ser la primera en romper con el paradigma etiológico (búsquedas de las causas del delito) quecaracterizaba a la Criminología anterior. Su campo de estudio fue la elaboración, aplicación y ejecución de las leyes penales (sustitución de “las teorías de la criminalidad por las de la criminalización,[2]) postura que bien podría sintetizarse en la divisa “No hay criminalidad sin criminalización”.

Inspirada en el Interaccionismo Simbólico, sostiene que los delitos no son entidades ontológicas...
tracking img