Cristo, el significado da historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 314 (78343 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cristo El Significado de la Historia

POR Hendrikus Berkhof

Christus de zin der geschiedenis, 4th ed, G. F. Callenbach N.V. Nijkerk, 1962.

Traducción de Donald Herrera Terán 2007

Contenido
Prefacio a la Edición Inglesa Del Prefacio a la Tercera Edición Holandesa Introducción 1 — Sobre el Significado de los Eventos 2 — La Historia en el Antiguo Testamento 3 — Jesucristo, el Fin de laHistoria 4 — Jesucristo, el Principio de la Historia 5 — La Obra Misionera Como Fuerza Creadora de Historia 6 — El Cristo Crucificado en la Historia 7 — El Cristo Levantado en la Historia 8 — La Consumación de la Historia 9 — La Interpretación de la Historia Epílogo 4 5 6 10 25 39 46

57 72 88 129 139 148

Si la historia ha sido cumplida, pero todavía continúa, ¿cómo y cuándo terminará? Y,dado que debe continuar, cuál es su significado hasta que termine? Hay principios de respuestas a estas preguntas en el Nuevo Testamento. Quizá incluso las respuestas completas estén allí y los Cristianos son demasiado lerdos para discernirlas. John Marsh, The Fulness of Time (La Plenitud del Tiempo) Londres, 1952, pp. 121s.

Cristo: El Significado de la Historia

PREFACIO A LA EDICIÓN INGLESAEste libro fue publicado en los Países Bajos, en idioma holandés, en 1958. Se hicieron algunos cambios sustanciales para la tercera edición (1959) pero la cuarta fue tan sólo una reproducción fotomecánica. De modo que han pasado siete años desde la última revisión, años en que se ha publicado mucha literatura importante sobre la relación de Cristo y la historia, aunque no ha aparecido, hastadonde sé, otro libro con el mismo alcance y que cubra el mismo tema. Estos dos hechos no se excluyen el uno al otro, porque el clima teológico de estos años fue muy poco favorable a esfuerzos como el mío: en este período las convicciones que subyacen en los capítulos centrales de este libro con respecto al Nuevo Testamento han estado bajo un severo ataque de parte de la escuela de Rudolf Bultmann.Si tuviera que escribir mi libro ahora, el enfoque sería más bien diferente. Sin embargo, es imposible para un autor, por lo menos para el autor de este libro, reescribir su libro después de siete años sin perder su frescura y sustancia mientras se gana en exactitud y pertinencia teológica. De modo que decidí dejarlo tal y como estaba, con algunas ligeras enmiendas necesarias, pero añadir un cortoEpílogo para los teólogos, para informales de mi posición en este campo de batalla. Como consecuencia de esto me sentí libre de retirar una buena cantidad de notas al pie de página que hacían referencia a publicaciones más antiguas. H. B.

4

Cristo: El Significado de la Historia

DEL PREFACIO A LA TERCERA EDICIÓN HOLANDESA

Lo primero que debo hacer es expresar mi sorpresa y gratitud.Este libro ha sido recibido con una respuesta que va mucho más allá de mis sueños. Ha sido leído ampliamente fuera del círculo de los teólogos. Más de un lector me aseguró que el libro le había dado la valentía para seguir viviendo y trabajando a través del desierto del secularismo. No es posible para un autor una recompensa más alta que esta afirmación. Quizá las reacciones de los teólogos fueronlas que más me sorprendieron. El libro se aleja mucho de los caminos teológicos de nuestro tiempo, y había contado con que recibiría veredictos ásperos de rechazo. Hasta aquí esto no ha sucedido. Al contrario, varios teólogos cuyos juicios valoro en gran manera han expresado su aprecio ya sea por escrito o en alguna reseña crítica. Todo esto prueba no tanto la calidad de mi libro, sino laspreguntas que están vivas en la Iglesia cristiana en la actualidad. Como reacción a la manera en que la teología del siglo diecinueve relacionó la Palabra y la realidad las hemos separado a las dos de forma muy aguda. Esto puede llevar a perder la conexión entre ellas. De modo que la Palabra se convierte en una abstracción y se seculariza la realidad. Allí se encuentra el problema fundamental de la...
tracking img