Cristo y la creacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5718 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CRISTO Y LA CREACION
POR EL ÉLDER BRUCE R. McCONKIE DEL QUORUM DE LOS DOCE APOSTÓLES

l Señor espera que creamos y comprendamos la verdadera doctrina de la Creación —la creación de la tierra, del hombre y de todas las cosas vivientes. De hecho, tal como veremos, el entendimiento de la doctrina de la Creación es vital para la salvación. Hasta que obtengamos una verdadera perspectiva de lacreación de todas las cosas, no podemos esperar esa plenitud de recompensa eterna que de otra manera podría ser nuestra. Dios mismo, el Padre de todos nosotros, estableció un plan de salvación por medio del cual sus hijos espirituales pudiesen progresar y llegar a ser como Él, y es el evangelio de Dios, el plan del Padre Eterno, el sistema que salva y exalta, y consiste de tres cosas, las cuales sonjustamente los pilares de la eternidad; la Creación, la Caída, y la Expiación. Antes de siquiera poder empezar a comprender la creación física de todas las cosas, debemos saber cómo estas tres verdades eternas, a saber, La Creación, la Caída y la Expiación, están inseparablemente unidas. Ninguna de ellas puede existir sola; cada una está vinculada a las otras dos, y sin el conocimiento de todasjuntas, no es posible comprender la verdad respecto a ninguna de ellas. La salvación está en Cristo y nos liega por medio de su sacrificio expiatorio. La expiación de nuestro Señor Jesucristo es el centro de la religión revelada; es la verdad que redime al hombre de la muerte física y espiritual introducida al mundo a consecuencia de la caída de Adán. Todo hombre resucitará porque nuestro benditoSeñor murió y volvió a levantarse, siendo así las primicias de los que durmieron. Es más, Cristo murió para salvar a los pecadores. Tomó sobre sí los pecados de todos los hombres con la condición de que se arrepintiesen. La vida eterna, el mayor de todos los dones de Dios, es accesible al hombre debido a lo que Cristo hizo en Getsemaní y en Gólgota. El es la resurrección y la vida. La inmortalidad y lavida eterna son los frutos de la Expiación. El hombre no posee lenguaje o manera de expresar que pueda describir la gloria, maravilla y significado infinito del poder liberador de nuestro gran Redentor. Pero, recordad que la Expiación vino a causa de la Caída. Cristo pagó el rescate por la transgresión de Adán. Si no hubiese habido una Caída, no hubiese habido una Expiación con sus consiguientesinmortalidad y vida eterna. De manera que, tan seguramente como la salvación llega a causa de la Expiación, así también la salvación llega a causa de la Caída. La mortalidad, la procreación y la muerte tuvieron su origen con la Caída. Las pruebas y tribulaciones del período de prueba mortal comenzaron cuando nuestros primeros padres fueron echados de su hogar en el jardín de Edén. "Por motivo deque Adán cayó, nosotros existimos; y por su caída vino la muerte; y somos hechos
1

E

bibliotecasud.blogspot.com

participantes de miseria y aflicción." (Moisés 6:48.) Una de las declaraciones doctrinales más profundas que jamás se han hecho provino de los labios de Madre Eva, quien dijo: "De no haber sido por nuestra transgresión, nunca habríamos tenido posteridad, ni hubiéramos conocidojamás el bien y el mal, ni el gozo de nuestra redención, ni la vida eterna que Dios concede a todos los que son obedientes." (Moisés 5:11.)

Nuestro conocimiento de la Creación es limitado. No sabemos el cómo, por qué y cuándo de todas las cosas.
Recordad también que la Caída fue posible porque un Creador infinito formó la tierra, el hombre y todas las cosas vivientes de tal manera que pudierancaer. Esta caída suponía un cambio de estado. Todas las cosas fueron creadas de tal manera para que pudiesen caer o cambiar, y así se introdujo el tipo de existencia necesario para poner en operación todos los términos del plan eterno de salvación del Padre. La primera creación física de todas las cosas era de una naturaleza paradisíaca. En la época del jardín de Edén, toda forma de vida...
tracking img