Critic ed la razón

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 489 (122208 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

Crítica de la razón pura
Immanuel Kant

[pic]

Traducción de Manuel G. Morente
Edición digital basada en la edición de Madrid, Libreria General de Victoriano Suárez, 1928.
| |

http://www.cervantesvirtual.com

Libera los Libros

Indice

Prólogo 5

Prólogo De la segunda edición, en el año de 1787 12

Introducción 28

Primera parte: La estética transcendental 46Primera sección de la Estética transcendental. Del espacio. 49

Segunda sección de la Estética transcendental. Del tiempo 55

Segunda parte: La lógica transcendental 69

Introducción 69

Primera división: Analitica transcendental 76

Segunda división: Dialéctica transcendental 211

Primera oposición de las ideas transcendentales 263

A Su Excelencia el real ministro delEstado, Barón de Zedlitz.
          

Señor:
     Fomentar el progreso de las ciencias, en la parte en que cada uno puede hacerlo, es trabajar en el interés de Vuestra Excelencia; pues éste se halla íntimamente unido con aquéllas, no sólo por el elevado puesto de protector que ocupáis, sino porque tenéis con las ciencias la íntima relación de un aficionado y de un conocedor ilustrado de lasmismas. Por eso hago uso del único medio que está en cierto modo a mi alcance, para testimoniar mi agradecimiento por la confianza con que Vuestra Excelencia ha querido honrarme, considerándome capaz de contribuir en algo a sus propósitos[1].
     A la misma favorable atención con que Vuestra Excelencia honró la primera edición de esta obra, dedico ahora esta segunda; y le encomiendo al mismo tiempotambién las demás circunstancias de mi vocación literaria. Soy con la más profunda veneración de Vuestra Excelencia súbdito y obediente servidor.

IMMANUEL KANT
Königsberg, el 23 Abril 1787

Prólogo

     [2]La razón humana tiene, en una especie de sus conocimientos, el destino particular de verse acosada por cuestiones que no puede apartar, pues le son propuestas por la naturaleza de larazón misma, pero a las que tampoco puede contestar, porque superan las facultades de la razón humana.
     En esta perplejidad cae la razón sin su culpa. Comienza con principios, cuyo uso en el curso de la experiencia es inevitable y que al mismo tiempo se halla suficientemente garantizado por ésta. Con ello elévase (como lo lleva consigo su naturaleza) siempre más arriba, a condiciones másremotas. Pero pronto advierte que de ese modo su tarea ha de permanecer siempre inacabada porque las cuestiones nunca cesan; se ve pues obligada a refugiarse en principios que exceden todo posible uso de la experiencia y que, sin embargo, parecen tan libres de toda sospecha, que incluso la razón humana ordinaria está de acuerdo con ellos. Pero así se precipita en obscuridades y contradicciones; de dondepuede colegir que en alguna parte se ocultan recónditos errores, sin poder empero descubrirlos, porque los principios de que usa, como se salen de los límites de toda experiencia, no reconocen ya piedra de toque alguna en la experiencia. El teatro de estas disputas sin término llámase Metafísica.
     Hubo un tiempo en que esta ciencia era llamada la reina de todas las ciencias y, si se toma eldeseo por la realidad, ciertamente merecía tan honroso nombre, por la importancia preferente de su objeto. La moda es ahora mostrarle el mayor desprecio y la matrona gime, abandonada y maltrecha, como Hecuba: modo maxima rerum, tot generis natisque potens - nunc trahor exul, inops. (Ovidio, Metamorfosis).
     Su dominio empezó siendo despótico, bajo la administración de los dogmáticos. Pero comola legislación llevaba aún en sí la traza de la antigua barbarie, deshízose poco a poco, por guerra interior, en completa anarquía, y los escépticos, especie de nómadas que repugnan a toda construcción duradera, despedazaron cada vez más la ciudadana unión. Mas eran pocos, por fortuna, y no pudieron impedir que aquellos dogmáticos trataran de reconstruirla de nuevo, aunque sin concordar en plan...
tracking img