Cronica de una muerte anunciada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1897 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un trágico y fatal suceso acontecido en la tierra del autor, que muta el amor en tragedia costándole la vida a un inocente que falsamente fue acusado por una mujer que protege y esconde al causante de la agresión, este es el tema del insólito relato, que Gabriel García Marqués plasma en su libro “Crónica de una muerte anunciada” .
Que nos cuenta esta rara historia de amor entre Bayardo SanRoman y Ángela Vicario y de Santiago Nassar a quien por desgracia terminan matando . La historia ocurre en un pueblo llamado Manaure.
Santiago era el hijo único de un matrimonio por conveniencia, era rico, su padre era árabe, tenía una hacienda y le gustaban las armas, mientras que su madre era sensible y sólo amaba a su hijo.
Cuenta la historia que en un día cualquiera a las cinco y media de lamañana, Santiago Nassar se levanto muy temprano para esperar el buque que traía de paso al obispo. Esa mañana, Santiago sentía un dolor de cabeza y había tenido sueños extraños la noche anterior, pero ni él ni su madre, Plácida Linero, previeron el peligro que le esperaba. Victoria Guzmán, la cocinera, ya estaba enterada de que iban a matar a Santiago, pero no le dijo nada porque en el fondo,deseaba que lo mataran. En el suelo, había una carta de advertencia para Santiago, especificando las razones y a qué hora lo harían, pero ni él ni nadie la vio hasta después del asesinato. Santiago Nasar salió por la puerta principal, Se dirigía al puerto para recibir al obispo que venía en barco a darle la bendición al pueblo.
Bayardo San Román, el hombre que devolvió a la esposa, había venido porprimera vez seis meses antes de la boda. Andaba por los 30 años, era muy rico, tenía los ojos dorados, de cintura angosta y parecía un hombre triste. Nadie supo nunca a qué vino realmente, se decía que andaba de pueblo en pueblo buscando novia para casarse, Ángela Vicario por su parte era la más bella de las cuatro, pero tenía un aire desamparado y una pobreza de espíritu que le aguardaban undestino incierto. Bayardo San Román le propuso matrimonio a Ángela. Ella no estaba muy convencida de convertirse en su esposa, pero él se había ganado ya a la familia Vicario y además representaba una gran bendición, tomando en cuenta el estatus social de la familia. Todo estaba listo para la gran boda, incluido el nuevo hogar de la pareja, una casa en la colina que pertenecía al viudo Xius y erala casa más bonita del pueblo, pues desde allí se veía el paraíso sin límites de las ciénagas cubiertas de anémonas moradas, y en los días claros de verano se alcanzaba a ver el horizonte nítido del Caribe y los trasatlánticos de turistas de Cartagena de Indias. Nadie hubiera pensado que Ángela Vicario no fuera virgen, dado que nadie le había conocido ningún novio anterior y había crecido juntocon sus hermanas bajo el rigor de una madre de hierro. Ella quería suicidarse pero a falta de valor decidió contarle a su madre, quien le aseguró que casi todas las mujeres perdían la virginidad en accidentes de la infancia y que habían trucos para engañar al marido con la reposición de otra sábana que pudiera exhibir en su primera mañana de recién casada, la sábana de hilo con la mancha de honor.Ángela se casó con esa ilusión y Bayardo San Román debió casarse con la ilusión de comprar la felicidad.
Ya en la boda, el acto final terminó a las seis de la tarde, los recién casados aparecieron poco después en un automóvil descubierto que les y después de festejar un rato, Bayardo ordenó que siguieran bailando por cuenta suya y se llevó a la esposa aterrorizada para la casa de sus sueños dondeel viudo Xius había sido feliz. La parranda pública se dispersó en fragmentos hasta la media noche. Santiago Nasar, estuvo festejando y bebiendo con el narrador, Enrique, Cristo Bedoya e incluso con los hermanos Vicario 5 horas antes de que lo mataran.
Por la madrugada, Bayardo San Román entregó a su suegra a Ángela Vicario, sin pronunciar una sola palabra, Pura Vicario golpeó con mucha rabia...
tracking img