Cualquier vaina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2603 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Esquema Guzmancista: Aprehendiendo el Poder
Si la historia la escribe el vencedor, la coyuntura entre 1870-1887 fue generada por el más pragmático de los vencedores del Siglo XIX en Venezuela.
Guzmán Blanco trata sobre todo de crear un orden político estable, en un país plagado de caudillos y en el cual él mismo no es un caudillo directo, sino un caudillo de caudillos, un caudillo a la segundapotencia. Pero lo que quiero destacar es que la estabilidad política es para él un instrumento del adelanto económico y que el cariz del orden estable estará determinado por las necesidades del adelanto económico. Si el orden liberal ha de sufrir, pues que sufra. Ha dejado de ser su propio fin… El discurso oficial sigue, por supuesto, teñido por el ideario político-jurídico liberal, pero estáahora reacomodado por –y en el fondo subordinado a— una energética voluntad de modernización económica que faltó en las décadas anteriores
Antonio Guzmán Blanco, hijo de Antonio Leocadio Guzmán (político fundador del Partido Liberal), criado en el ostentoso seno de una de las familias más poderosas de Venezuela, con la oportunidad, quizás obligada, de crecer entre los ideales del partido de supadre y de todo el aparato creativo detrás de las publicaciones del diario “El Venezolano”, armado e impreso desde su hogar; un personaje con mucha presencia, consejero político desde su juventud, armado hasta los dientes de influencia estatal y económica, tomó el poder en la llamada “Revolución de Abril” sólo como primer paso en un juego de poderes que darían paso a un Septenio (1870-1877), unQuinquenio (1879-1884) y un Bienio (1886-1888), procesos interrumpidos sólo por dos pares de años separados, donde continuó ejerciendo poder tras el telón y que culminará casi 20 años después, al recomendar (más bien designar) a un civil como presidente, Juan Pablo Rojas Paúl.
Blanco se consolida al poder derrocando al paradigma (antigua revolución) azul, respaldado por el músculo militar de losprincipales Caudillos federalistas (como Crespo y Alcántara), más esto no es suficiente como para mantenerse en el timón de Venezuela, para ello tendrá que comenzar todo un proceso donde no sólo deberá sostener la carga del desarrollo de sus propios planes, sino que tendrá que ganarse la confianza y resguardo de las principales élites de poder del país, refiriéndome en esto a los “archienemigos”Caudillos Regionales, Comerciantes y Hacendados. En realidad las tres potencias estaban más relacionadas de lo que creían, por ejemplo, para poder resolver el apoyo Caudillista, Guzmán debía de “arreglarlos”, a la vez que hallar una manera para ser más independiente de ellos; para esto usó financiamiento de deudas al estado, bonos, pago de situados, cobro de peajes y demás aparatos económicos paraconsolidar la autosuficiencia de cada estado; esto era sin embargo solo una manera para controlar la influencia política que lograría, su forma de estabilizar el peso político-social según lo necesario (y esperado) para cada localidad, de esa manera, constituía estado a estado, caudillos por caudillo, las bases económicas y políticas necesarias para poder iniciar a Venezuela en su proyecto de“modernidad”.
Pero tal control se hizo posible al darles a los viejos caudillos un poder político libre de intervenciones, esto atravesaba transversalmente con la historia del desarrollo político-geográfico del país, pues era costumbre esperar que el gobierno central (cual estuviese de turno) intentase tomar para sí el desarrollo de los demás estados, interviniéndolos por “fuerza aplicada”; esta acciónpodría resultar incomprensible, inocente para un líder que entrega en fracciones su geografía, más todo tiene un sentido cuando se establece una interrelación entre los poderes, central y aledaños, donde la libertad del Caudillo para administrar sus tierras según su propio orden, era a su vez una garantía de paz para el gobierno Central; un vínculo donde el Caudillo no debía, sino que quería...
tracking img