Cuando la ciencia nos alcance cap. 3 y 4

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7573 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
III. CRÓNICAS
EL ARTE PERDIDO DE CUCHAREAR
La Jornada, 27 de diciembre de 1993
Hace poco más de dos siglos, el gran científico francés Charles Augustin Coulomb realizó un experimento crucial para comprender el fenómeno de la electricidad. Con un aparato llamado balanza de torsión que él mismo construyó, Coulomb midió la repulsión entre dos cargas eléctricas y demostró que esa fuerzadisminuye en proporción inversa al cuadrado de la distancia entre las cargas.
El hecho de que Coulomb obtuviera experimentalmente la ley que lleva su nombre nunca fue puesto en duda, a pesar de que informó sólo de tres mediciones para sustentar sus resultados. Sin embargo, el especialista en historia de la ciencia P. Heering tuvo recientemente la ocurrencia de repetir el experimento. Encontró que, debidoa la poca precisión del instrumento que utilizo coulomb, era imposible obtener los resultados obtenidos.
¿Debemos concluir que el gran sabio francés recurrió a la conocida práctica del "cuchareo" para ajustar sus resultados? La respuesta no es clara. El trabajo de Heering acaba de ser reseñado en la revista Science, y otros historiadores de la ciencia señalan que Coulomb bien pudo utilizaralgunas técnicas, de las que nunca informó, para obtener resultados confiables. Sin embargo, lo esencial es que Coulomb tenía una idea intuitiva muy clara de lo que debería encontrar. En su época, se había confirmado plenamente la ley de la gravitación de Newton, que establece que dos cuerpos masivos se atraen con una fuerza que disminuye en proporción al cuadrado de la distancia que los separa. Quizáscuchareó un poco sus datos, pero su intuición no le falló. Así pasó a la historia con una ley fundamental que lleva su nombre.
Desgraciadamente, la competencia que ha surgido en años recientes entre los científicos de todas las disciplinas está propiciando que la investigación científica se parezca cada vez más a una guerra de vendedores. Con tal de adelantarse a sus colegas, algunoscientíficos recurren al cuchareo de datos y anuncian ante la prensa descubrimientos sensacionales basados en datos aún sin confirmar, Empero, les falta el talento que tenían los sabios clásicos como Coulomb. Basta recordar algunos casos recientes como el de la fusión en frío, la quinta fuerza y cualquier descubrimiento relacionado con el virus del sida.
LA INVENCIÓN DEL PROGRESO
La Jornada, 18 y 25 dejulio de 1994
Cuando Galileo anunció que había descubierto con su telescopio ciertas manchas sobre la superficie del Sol, un distinguido teólogo lo refutó, según se cuenta, en los siguientes términos: "He analizado detenidamente los escritos de Aristóteles sobre el Sol y en ninguna parte he encontrado mención de tales manchas, por lo que debo concluir que son inexistentes." La anécdota se presentacomo una muestra de la estrechez de visión que imperaba en la época de Galileo. Pero, situada en su contexto, la reacción del buen teólogo es perfectamente comprensible. En esa época todavía no se inventaba el progreso.
La llamada civilización occidental nació en Grecia, de donde se expandió por el Imperio romano. Cuando los cristianos se apoderaron de lo que restaba de ese imperio, destruyeroncon saña todo lo que quedaba de esa antigua cultura, identificada con la de sus perseguidores. Pero algunos siglos después se arrepintieron y la cultura griega, debidamente bautizada por Tomás de Aquino, resurgió, y la filosofía de Aristóteles se volvió artículo de fe.
Hasta la época de Galileo no había razón alguna para suponer que el futuro pudiese ser mejor que el pasado. Muy por elcontrario, los europeos estaban convencidos de que, después del apogeo de la cultura griega, estaban viviendo una era degradada y que no faltaba mucho para el fin del mundo. Pruebas de ello eran las múltiples epidemias y guerras que azotaban Europa. El mundo, al igual que la materia viva, estaba destinado a la degeneración y la única meta lejana que se vislumbraba para la humanidad era el Juicio Final....
tracking img