Cuento del ganso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (499 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuento del ganso

De la Iluminación, de la sabiduría que ha roto el error y la ignorancia, que ha descubierto la verdad de la existencia, sólo puede surgir la más infinita compasión por todoslos seres. Insisto, no sólo a los seres humanos, sino a todos los seres. Expliquémoslo con más claridad con un cuento:

Cuentan que una vez, cuando los monjes recorrían las casas pidiendo limosnapara mantenerse, un monje llamó a la puerta de una granja. Le recibió cordialmente la dueña, quien le invitó a pasar al patio, donde correteaban gallinas, gansos, patos y demás animales. Mientashablaban, se unió a ellos el niño pequeño de la casa, que iba jugando con el anillo de oro de su madre. La madre le avisó que no jugara con él, que lo iba a perder. Y, en efecto, al final, al niño, jugando,se le cayó el anillo de oro de las manos y se perdió.

Los tres, la mujer, el monje y el niño se pusieron a buscarlo por el suelo. Sin embargo, pese a sus esfuerzos, no aparecía. Entonces, lamujer empezó a murmurar contra el monje:
- Pues es imposible que haya salido de aquí y sólo estamos los tres. Y yo a usted no le visto nunca por aquí–dijo al monje-. Bien sé que hay ladrones que sedisfrazan de monjes para entrar a robar. Voy a llamar a los soldados para que le torturen hasta que me devuelva el anillo.

Avisados por los gritos de la mujer vienen tres soldados de laguardia. Entran a caballo en la granja, con tan poco cuidado que, de una coz matan a uno de los gansos que por ahí estaban. La mujer aumenta sus gritos quejándose de la maldad de los monjes ladrones y de labarbarie de los soldados. Cuando la tranquilizan, les cuenta a los guardias lo sucedido y pide que se lleven al monje ladrón para que le torturen hasta que devuelva lo robado. Cuando los soldados selo van a llevar, el monje dice:
- No he sido yo quien ha robado el anillo. Se lo tragó el ganso que ustedes han matado.
Sorprendidos, los soldados abren allí mismo el buche del ave y, en...
tracking img