Cuento realista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (732 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PAN HECHO CON CARNE HUMANA
-“¡Buenas noches, siñor, una pusadita, por favor!” pedía débilmente aquel anciano de voz débil y aspecto cansado que llevaba una alforja al hombro y cuyos ojosparecían cargar el peso de sus años. Su raído traje permitía adivinar que provenía de alguna aldea del interior de la sierra.
-“Acá no hay posada, viejo”, dijo, con voz aguardientosa, alguien que asomóla cabeza fuera de la puerta como cerciorándose de que nadie lo viera. Acto seguido, ante la insistencia del anciano, lo hizo pasar a su casa.
En el pueblo era el terror de los niños, la amenaza delas madres para que los hijos comieran, la referencia general para quien tuviera ideas fuera de lo común. Le llamaban “El loco Daniel”, y se había merecido ese apodo por los constantes arrebatosde su carácter, por su repentina furia para con quien se atreviera a contradecirlo, por su repertorio lingüístico en cual no había lugar para las palabras cordiales y educadas, y también por quealguien había dicho que era un matón; en fín, por un sinnúmero de acciones que dejaban ver en él un gran desequilibrio emocional y psicológico. A nadie que lo conociera, en su sano juicio, se le hubieraocurrido pedirle una posada pues aparte de la excentricidad de su carácter, había muchas cosas misteriosas en él. Se dedicaba a la agricultura; cultivaba una pequeña parcela de la cual se abastecíapara su alimentación y , curiosamente, tenía un horno con el cual abastecía, junto a su esposa- una mujer a la cual nunca se le conoció amigas- , al pueblo de Pampas de Jaguëy, de pan fresco tres vecesa la semana.
Ese día, su esposa, por causas desconocidas, no se encontraba. Tal vez fue ese capricho del destino que a veces nos coloca en le lugar y el momento menos indicado porque nos ha llegadola hora.
Al escuchar la reiterada petición del anciano pidiendo posada, detrás de las pupìlas del “Loco Daniel” surgió un extraño brillo y entonces le abrió la puerta con un “Pasa pues” que...
tracking img