Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1087 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Esta es otra más de aquellas historias que jamás fueron contadas.
Krocom era un joven estudiante, galán y muy pilo, que un día quiso escribir un cuento no sabía por que solo tenía el impulso, y ya que era algo impulsivo se puso en la tarea de escribir.
Cuando quiso comenzar y su pluma toco el papel, recordó que no sabia escribir, nunca había sido su fuerte, pero ya que no era de aquellos que serinden a la primera decidió salir de su casa, las estrellas siempre habían sido buenas compañeras, camino y camino y se adentro en un bosque oscuro por su mente no pasaba el miedo solo aparecían historias pero a ninguna le veía un final, así que siguió adentrándose en el bosque, de repente vi a un reloj que estaba llorando, se froto los ojos pensando que estaba viendo mal, pero ahora lo escuchabasollozar, así que decidió acercase y preguntarle que le pasaba.

Esta es la historia del reloj que no quería dar la hora.
En un tiempo sin tiempo, cerca de uno de los principios, nació un reloj, un reloj que no daba la hora por que no quería envejecer, pero un día vio a una oruga y quedo perdidamente enamorado, el la buscaba, la perseguía, la seguía pero la oruga estaba demasiado triste comopara darse cuenta que el existía, pero por que estaba triste su amor se preguntaba el reloj, así que un día decidió preguntarle.

Esta es la historia de la oruga que no podía transformarse
Era un día soleado aquel que salió del huevo, quebró el cascaron lentamente, salió con suavidad no sabia a que se enfrentaba, de repente sintió mucha hambre, un hambre voraz así que empezó a mascar la hoja enla cual había nacido, pero ya que no sabia lo que hacia la hoja se desprendió del árbol y callo contra el suave colchón verde de la selva, el golpe la había dejado aturdida así que se acercó a un pequeño charco a beber agua, pero que horror que es esa imagen tan fea que proyecta el agua, miro hacia atrás rápidamente esperando encontrase con aquel ser que la había asustado, pero no había nada,volvió a mirar la imagen en el agua y ahí estaba entonces, movió su cabeza a la derecha y en el agua se movió, hacia la izquierda y la seguía, entonces comprendió que era su reflejo. Que triste estaba la oruga, no podía creer que fuera tan fea, de repente sintió como un gran animal volador se acercaba a beber del mismo charco, cuando este se poso a su lado vio que era espectacular, su hermosocolorido, sus grandes alas, y que largas antenas, al verla solo pensaba en una cosa, ‘trágame tierra’ era el ser mas bello que ella hubiera visto y ella era una oruga fea y sin gracia, así que empezó a alejarse con mucho cuidado no quería ser vista, pero no aquel ser ya había notado su presencia al ver que la oruga se alejaba sollozando y cabizbaja, le pregunto que le pasaba, y ella llena de miedo y pena,sin poder verla a los ojos le dijo
-me hablas a mi, Una fea oruga que se arrastra por el suelo?
-Claro que si, a ti por que piensas que eres fea? No sabes que lo mejor de cada uno esta por dentro, no es lo de afuera lo que cuenta, además pronto serás una gran mariposa como yo
-como tu?
- claro que si tienes que evolucionar y pronto serás una gran mariposa como yo.
La oruga no cabía en simisma de felicidad, pensar que podría ser algún día como aquella mariposa, así que creyéndose muy hermosa se fue feliz a recorrer el bosque.

Pasaron los días pero su felicidad no disminuía, luego fueron semanas y más semanas, la oruga comenzó a dudar que lo que le había dicho la mariposa y empezó a llorar, de repente se acercó un reloj, ella nunca lo había visto, pero él se llego tan suavementey diciéndole palabras tan bellas que ella no pudo mas que contarle el motivo de su tristeza, no podía transformarse en mariposa, pareciera que el tiempo no corriera para ella, cuando dijo eso el reloj sintió un golpe en el fondo de su ser, miro hacia abajo y vio como las manecillas de su reloj estaban quietas justo en el 12, se dio cuenta que en su egoísmo de no querer avanzar por no envejecer...
tracking img