Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1289 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CALLEJON DEL ASESINO
La noche se tornaba oscura, el cielo se encontraba despejado y se, podía observar como la luna se escondía tras las nubes, al igual que aquel misterioso hombre que se sumía tras las sombras en aquel callejón, con chaqueta negra, jeans un poco desgatados, y en su mano una colilla de cigarrillo; durante todas las noches como de costumbre esperando hacer su trabajo,esperar y sorprender a su victima y apuñalarlo por la espalda hasta sentir su ultimo aliento.
Miro el reloj, era más de la media noche, y desde los últimos días no había tenido suerte, pues debido a las últimas noticias eran muy pocas las personas que tuvieran la osadía de pasar por el “callejón del asesino” como fue llamado aquel lugar, por los terribles asesinatos que allí se habían cometido.
Seencontraba un poco desesperado cuando de repente una extraña sensación rondo todo su cuerpo.
¿Qué era? No lo sabia, solo sentía miles de extrañas vibraciones que recorrían todo su cuerpo queriendo dar aviso de algo, y fue entonces cuando escucho aquellos pasos apresurados que se acercaban, y con una sonrisa se escondió tras las sombras de nuevo aquel extraño hombre; aquellos pasos eran los de unamujer que se acercaba muy nerviosa y preocupada queriendo llegar rápido a su casa, ya era muy tarde y tenia que volver a madrugar y el atajo mas cerca era aquel temido callejón, aquel del que tanto se hablaba, en el cual ocurrían tantos homicidios misteriosos y por el cual jamás pensó que tendría que pasar, y aun así decidió arriesgarse.
Su corazón se aceleró al percibir algunos pasos cerca alos suyos, así que con mucho temor de mirar hacia atrás, hecho un vistazo de reojo y pudo ver las botas de quien venia tras ella; se altero tanto que su piel se erizó del miedo, acelero su paso casi que queriendo correr, con tal apuro que sin darse cuenta tropezó y callo al suelo, y fue allí donde pudo ver cara a cara a quien venia tras ella.

Se encontraba tan asustada que ni siquiera pudomover sus labios para pedir una voz de auxilio, paralizada por la forma en que la miraba aquel misterioso hombre que se perdió en sus ojos quedando anonadado, tanto así que también se perdió en su mirada.
Las faces de su cara eran perfectas, pensó; y aquel hombre entendí el por que de aquellas extrañas vibraciones; aquella mujer le producía sensaciones extrañas, ya la había visto la conocía de antes,de toda la vida, ¿pero como? No podía ser ella, era imposible. Se encontraba confundido y un poco trastornado pero sintió una inmensa alegría muy en el fondo, así que la tomo de la mano y la ayudo a levantarse.
¿A donde se dirige con tanta prisa y por un lugar tan peligroso alguien como tu? Preguntó el extraño hombre. La mujer quiso responder tranquila y serena a su pregunta, mas al darse cuentadel puñal que éste escondía tras se espalda, no pudo evitar con voz temblorosa que quería llegar rápido a se casa. ¿Vives muy lejos? volvió a preguntar; ¡un poco! Respondió aterrorizada; que suerte para ti, yo voy para aquí cerca te puedo acompañar ¡que horror no sabia que hacer! Se sentía tan asustada que quería gritar y salir corriendo de aquel lugar pero no le quedaba más opción que aceptardesconfiada el ofrecimiento del hombre misterioso.
El callejón quedaba tan alejado que correr seria una locura, y gritar de nada le serviría puesto que nadie podría escucharla, pero nadie le sacaba de la cabeza que ese era el asesino, aquel psicópata del callejón, y que ella seria una mas de sus victimas, por tal motivo caminaba prevenida de este ya que en cualquier momento podría matarla; ningunode los dos volvió a pronunciar una sola palabra, pero la mujer no dejo de notar la forma misteriosa en que la miraba aquel misterioso hombre, luego haber caminado un rato y haber dejado atrás el callejón se sintió un poco mas segura, su casa quedaba a muy pocos metros.
Así que se que se detuvo y señalando su casa dijo: hemos llegado. ¿ fue un placer acompañarte seguiré mi camino, pero tengo la...
tracking img