Culpabilidad y crisis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1091 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Culpabilidad y crisis

Si uno escribe “Los bancos han cerrado el grifo” así, entre comillas, en Google obtiene once mil entradas. Lo cual quiere decir que hay once mil páginas de Internet en las que se encuentra la frasecita de manera literal. Si quitamos las comillas, y por tanto se busca una expresión no idéntica sino parecida, se encuentran más de un millón de páginas. Es decir, que hay unsector importante de la población que piensa que ya no se puede pedir un crédito. Y buena parte de ellos creen que la crisis es culpa de los bancos. Y, sin embargo, en una excelente presentación ante la comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputaodos, el gobernador del Banco de España asegura que el crédito a familias y empresas creció el año pasado a tasas cercanas al seis porciento. En este artículo voy a argumentar primero que no tiene sentido culpar a los bancos de la crisis porque hayan restringido el crédito. Y después voy a especular sobre los motivos por los que se ha producido este desplazamiento incorrecto de la culpabilidad. Aunque el discurso del gobernador en el Congreso fue admirablemente profesional e informativo, me parece que el argumento contrario a “labanca ha cerrado el grifo” no debería ser exclusivamente, “mire usted, siguen prestando, y a tasas suficientemente elevadas”. Porque es perfectamente posible que este año disminuya el crédito a familias y empresas. Y esto no querrá decir que de pronto se les pueda considerar los malos de la película y sujetos a no se qué intervenciones. Para ver por qué esto que digo es correcto, lo primero escomprender mejor de qué viven los bancos. La banca comercial se dedica fundamentalmente a recoger depósitos de particulares y empresas, generalmente a corto plazo. Parte de estos depósitos se prestan, a menudo a largo plazo. Aunque una porción de sus beneficios se producen por las comisiones que generan las operaciones de los clientes, una proporción sustancial del beneficio bancario se deriva del hecho deque los depósitos generan menos rentabilidad a los depositantes que el interés que se cobra por los créditos. Esta diferencia es lo que se denomina el “margen de intermediación.” Así pues, cada vez que un banco deniega un crédito está perdiendo un buen pellizco de beneficios en términos de “margen de intermediación”. Y un banco bien gestionado, como cualquier empresa, debe maximizar beneficios parasus accionistas. Por tanto, un banco que “cierra el grifo” está dejando de ganar dinero. Yo, la verdad, no me creo que un banco deje de ganar dinero si no tiene una buena razón para ello. La única explicación razonable es que la probabilidad de devolución del crédito por parte de que la familia o la empresa que lo está pidiendo son, a juicio de los responsables de riesgos bancarios, losuficientemente elevados como para no concedérselo. Y, como depositante, y ciudadano que acabaría pagando los platos rotos de un banco insolvente, no puedo sino agradecer esa prudencia. Así que prefiero que mis representantes políticos se abstengan de decir a un banco que conceda créditos que éste no ve claros. Un argumento ligeramente más sofisticado atribuye la culpabilidad de la crisis a los bancos porqueprestaron mucho dinero a particulares y empresas para construir y vender inmuebles a precios disparatados. Quizá algunos de estos créditos se demostrarán un mal negocio para los bancos, pero recuerden que en España el crédito hipotecario, aunque tiene garantía inmobiliaria, es responsabilidad de quien lo pidió. Es decir, nosotros no tenemos “hipotecas basura” porque las familias no pueden declararseen bancarrota y somos responsables de esos créditos hasta con nuestros salarios. Así que el riesgo de una bajada de los precios de la vivienda lo asumen fundamentalmente los particulares, no el banco. Además, y en contraste con los Estados Unidos, aquí los bancos tampoco engañaron a terceros colocándoles “activos tóxicos”. Incluso las cédulas hipotecarias, activos que “titulizan” hipotecas,...
tracking img