Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1280 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA TOMA DE DECISIÓN EN LA ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

Introducción
A lo largo de nuestras vidas tomamos decisiones constantemente, sin embargo, son pocas las ocasiones en las que se nos interroga el por qué de ellas. A medida que adquirimos rango, responsabilidad o autoridad, es cada vez mayor la increpancia recibida por las decisiones tomadas. Curiosamente, mientras más alta es la función,lejos de acallarnos por el poder de quien decide, nos avocamos con más brío contra sus argumentos. La razón es simple: a mayor jerarquía, más personas dependerán de esa decisión.
I. Las normas en la decisión judicial
Uno de los elementos con el que cuenta el decisor son las normas, las cuales para cumplir correctamente con su función requieren
“... que la estipulación de sus enunciados seasumamente estricta, unívoca, consistente, sistemática, con ausencias de ambigüedades, vaguedades e indeterminaciones, sino pierden sus elementos descriptores de un estado de cosas deseado y la producción de la respuesta de comportamiento dirigida a ese fin”.
Al no cumplirse tales requisitos se convierten automáticamente en el primer escollo a sortear por el juez en los casos difíciles. Esto se debe ala incertidumbre que ellas provocan, entre otras cosas, por su cantidad o por su disonancia armónica, ya sea a raíz de la norma o del legislador.
II. Lógica y certeza
Cuando el decisor cuenta con normas sobre las cuales razonar, la primera inclinación será utilizar la lógica, porque “La lógica es el arte de pensar”, y al mismo tiempo es “... una especie de control de calidad de nuestrasargumentaciones”. Es decir, que su inclinación a la lógica se deberá a un acto de “prudencia”.
Sin embargo, la única lógica segura en virtud de su certeza es la deductiva en la que es necesaria toda la información, siendo así útil sólo para los casos simples (mera subsunción), pero inoperante para los casos difíciles. A esto deberíamos sumarle no sólo las críticas que se le hacen a la lógica en elámbito del derecho en general: “... la lógica deductiva: (a) Nada dice sobre cómo establecer las premisas, es decir, parte de ellas como algo dado (b) En rigor, no dice nada tampoco de cómo pasar de las premisas a la conclusión, sino que únicamente da criterios sobre si un determinado paso está autorizado o no; digamos que no tiene valor heurístico sino sólo de prueba, no opera en el contexto dedescubrimiento sino en el de justificación. (c) Sólo suministra criterios formales de corrección: podríamos construir una inferencia lógicamente correcta aunque utilizáramos una norma manifiestamente inválida y un relato de hechos que contradijera frontalmente la realidad y no estaríamos atentando contra la lógica. (d) No permite considerar argumentos válidos supuestos en que el paso de las premisasa la conclusión no tenga carácter necesario aunque sea altamente plausible. (e) No permite dar cuenta de una de las formas más típicas de argumentar en Derecho como es la analogía (f) No determina la decisión del juez (“condeno a X a la pena Y”), sino, en todo caso, la conclusión del silogismo (“debo condenar a X a la pena Y”), esto es un enunciado de deber ser.
En conclusión: en el ámbitodel derecho que algo sea lógico no significa que sea acertado, asimismo, que algo sea acertado no significa que sea lógico. Por lo tanto la lógica es otro elemento a tomar en cuenta pero todavía no se arriba a una resolución.
III. Contexto de descubrimiento y decisión
La Teoría de la argumentación jurídica (TAJ) se ha ocupado principalmente del contexto de justificación, es decir, “... el conjuntode enunciados del discurso judicial por el que se aportan las razones”, dejando de lado el contexto de descubrimiento para los psicólogos. Sin embargo, a nuestro modo de ver, el contexto de descubrimiento de la resolución judicial, interpretada como “... la actividad y procedimiento mental que conduce al juez a tomar la decisión”, merece cierta reivindicación.
La figura del juez, no sólo al...
tracking img