Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 110 (27302 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LEYES.
UN EXTRANJERO, knntim (1).—CLINIAS, CRETEHSB.
HEGILO, LACEDEMOltiO (2).
LIBRO PRIMERO.
ATENIBNSI.
Extranjeros, ¿quién pasa entre vosotros por el primer
autor de vuestras leyes? Es un dios? Es un hombre?
CLINIA8.
Extranjero, es un dios; y no podemos conceder semejante
título á otro que no sea un dios. Aquí es Júpiter; en Lacedemonia,
patria de Megilo, se dice, seg^un creo, que esApolo (3). Ño es cierto, Megilo?
(1) Cicerón en el primer libro de sus Lej/ei dice que el extranjero
Ateniense es el mismo Platon.
(2) Los tres personajes conversan, marchando i lo largo del
camino desde Onosa k Creta, con dirección á la cueva j templo
de Júpiter, fin de su viaje.
(S) Júpiter, dice Cicerón, ó Minos, inspirado por Júpiter, si se
da crédito á los poetas, dio las leyes &Creta. Tiue*l. 11.—Licurgo,
dice también, hizo confirmar por la autoridad de Apolo Deifico las
leyes que destinabaá Lacedemonia. Deditinit. I, 48.—Véase Herodoto.
Cito, 65.—Polibio, X, 1.
Platón, Obras completas, edición de Patricio de Azcárate, tomo 9, Madrid 1872
58
HBGILO.
Sí.
ATENIENSB.
¿Refieres el hecho como Homero, el cual dice, que de
nueve en nueve años iba Minos puntualmente á verá su
padre, y que en vista de las respuestas de este dios, redactó
las leyes para las ciudades de Creta? (1)
CLIMAS.
Tal es, en efecto, la tradición admitida entre nosotros.
También se dice que Radamanto, hermano de Minos, cuyo
nombre no os es sin duda desconocido, fué el más justo de
los hombres; y creemos nosotros, los cretenses, que ha merecido
este elogio por su integridad e^ laadministración
de justicia.
ATKNUINSK.
Muy digno es ese elogio, y cuadra perfectamente á un
hijo de Júpiter. Yo espero, que habiendo sido educados
vosotros, lo mismo uno que otro, en Estados tan bien administrados,
no llevareis á mal, que durante el camino
Conversemos sobre las leyes y la política. Por otra parte,
según he oido decir, el viaje es largo desde Cnosa hasta
la gruta (2) y templo deJúpiter. Los grandes árboles,
que encontraremos por el camino, nos proporcionarán
bajo su sombra lugar para descansar y para librarnos del
calor de la estación. En auestra edad será más oportuno
que nos detengamos con frecuencia para tomar aliento; y
así entreteniéndonos mutuamente con el encanto de la conversación
llegparemos sin fatigarnos al término de nuestro
viaje.
aiNIAS.Extranjero, man adelante encontraremos en los bosques
(1) Odüea,X1X. ITO.
, (2) Es la grata donde Júpiter flió educado deede su Infancia
por las abejas.
DieUu ee*íi regtm pavere tud antro.
TtofOio. 6tur$ittt, IT, tM.
Platón, Obras completas, edición de Patricio de Azcárate, tomo 9, Madrid 1872
59
consagrados á Júpiter cipreses de una altura y de una belleza
admirables 7 praderías en donde podremossentamos
y descansar.
ATÉNIINSI.
Tienes razón.
CUNIAS.
Si, pero cuando lleguemos allá, entonces diremos esto
con más gusto. Marchemos, pues, bajo los auspicios de la
fortuna.
ATENIENSE.
Sea asi. Y bien; dime, te lo suplico ¿por qué ha establecido
la ley entre vosotros las comidas en'común, los gimnasios
y la clase de armas de que os valéis?
CUNIAS.
Es fácil, extranjero, á mi entender,conocer cuál ha sido
entre nosotros la razón de estas instituciones. Observad la
calidad del terreno en toda la Creta, y veréis que no hay
en él llanuras como las de Tesalia. Y por lo tanto, así
como en Tesalia están en uso las carreras de caballos, aquí
lo están las carreras á pié, siendo estas entre nosotros un
ejercicio más propio á causadelos accidentes del terreno. En
este caso seencuentran las armas, cuya ligereza debe corresponder
á este ejercicio, para que su peso no perjudique
á la velocidad; y bajo este concepto no podían inventarse
unas armas más convenientes que el arco y las flechas (1).
Estas instituciones, por otra parte, han sido creadas en
consideración á la guerra; y se me figura, que en todas
las demás nuestro legislador no se propuso otro fin que este...
tracking img