Dicotomia o tricotomia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2251 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CASO DE LA DICOTOMÍA O TRICOTOMÍA
Por James Oliver Buswell, Jr. TEOLOGÍA SISTEMÁTICA DE LA FE CRISTIANA

Una discusión sobre el ser no material humano. ¿Seremos cuerpo, alma y espíritu, o será que los términos “alma” y “espíritu” son sinónimos e intercambiables? Con toda la variedad de términos y distinciones en los varios nombres usados para los diferentes aspectos funcionales del ser nomaterial del hombre, han surgido de tiempo en tiempo en la iglesia grupos que han considerado el alma y el espíritu como entidades sustantivas distinguibles y separables. La herejía apolinarista del siglo IV d.C. se basa en esta teoría. El hombre era considerado tricótomo, es decir, hecho de tres partes distinguibles y separables —cuerpo, alma, y espíritu. Este punto de vista erróneo de lanaturaleza humana se usó como base para una explicación errónea de la encarnación que dejó la naturaleza humana de Cristo radicalmente incompleta. A diferencia de la tricotomía, el punto de vista común de los teólogos ortodoxos a través de la historia eclesiástica ha sido que el hombre es dicótomo. Es obvio que su cuerpo se separa de su ser no material al morir. El hombre no material, una complejidad a lacual se hace mención por una variedad de nombres funcionales, es sin embargo una sola entidad sustantiva no material, indivisible. 1. Hebreos 4.12 Tal vez el argumento más importante de los tricotomitas se basa en Hebreos 4.12: «Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y que penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos,y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón». El argumento es que si se puede «partir el alma y el espíritu» tienen que ser separables y, por lo tanto, distinguibles. En respuesta debemos notar que este texto no indica una división o separación entre el alma y el espíritu. Eso habría demandado alguna preposición tal como metaksu y una fraseología que sugiera «dividido entre alma yespíritu». En realidad, los objetos del infinitivo «partir» son una serie de genitivos, cada uno en sí mismo nombrando algo que se divide. La versión Reina-Valera (1960) dice correctamente «hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos». Se dice que la Palabra parte el alma y parte el espíritu por su poder penetrante, tal como las coyunturas y los tuétanos se parten con laespada que mata al animal para el sacrificio. Que no se indica una división entre, sino una división de, es evidente de la última parte del versículo: «Discierne los pensamientos y las intenciones del corazón». Obviamente, los pensamientos e intenciones no se pueden considerar como entidades sustantivas separables. En realidad, las intenciones son un tipo de pensamiento. La Palabra es discernidora delos pensamientos y de las intenciones. El significado de Hebreos 4.12 se ve más claramente en el versículo 13: «No hay cosa creada que no sea manifestada en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta». Vemos, entonces, que Hebreos 4.12 no da ayuda alguna al punto de vista tricótomo de que el alma y el espíritu son entidadessustantivas distinguibles o separables. No son más separables que los pensamientos y las intenciones. 2. 1 Tesalonicenses 5.23 Después de Hebreos 4.12, los tricotomitas basan su argumento en 1 Tesalonicenses 5.23: «Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma, y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo». Los tricotomitasa veces repiten con gran énfasis las palabras de este texto, «espíritu, y alma, y cuerpo», dando énfasis a la palabra «y», tal como si fuera prueba irrefutable de que el espíritu y el alma son entidades sustantivas, separables, y distinguibles. Pero el mismo argumento nos llevaría a una división cuadruple si uno quisiera citar Lucas 10.27, «Con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas...
tracking img