Directiva tiempo de trabajo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4834 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Directiva Tiempo de Trabajo y el Modelo Social Europeo

Alejandro Cercas
Estrasburgo, 24.10.05

I INTRODUCCIÓN

El pasado 11 de mayo el Parlamento Europeo adoptó en primera lectura su Posición sobre la Propuesta de Directiva que modifica la vigente directiva sobre ordenación del Tiempo de Trabajo (Directiva 2003/88). 355 Diputados, la Mayoría socialista pero también 89 del PPE y 29Liberales, votaron a favor de la Resolución preparada por el diputado que les habla, y 272 en contra. La votación fue saludada con una estruendosa salva de aplausos que no recordaban los mas viejos del lugar y la estupefacción de los servicios de la Comisión y del Consejo que no esperaban que el ponente construyera una mayoría contra el texto de la Comisión y consiguiera frenar las tesis liberales yrevisionistas del acquis communautaire en materia de salud y seguridad. Cuando llegué a mi despacho me encontré el ramo de flores mas grande que haya recibido en mi vida. No era, desgraciadamente de una mujer, pero me satisfizo enormemente que hubiera sido enviado por la Confederación Europea de Sindicatos en nombre de más de 80 millones de sus afiliados.

En los próximos minutos intentaré darrespuesta a la pertinente cuestión del porqué tanto ruido sobre una Directiva a priori bastante modesta en sus pretensiones (de hecho el pleito mayor es sobre el mantenimiento de una jornada máxima de 48 horas semanales en todos los Estados miembros). Espero además, que como ya he visto en otros lugares, convertir su perplejidad inicial apasionado interés: Si el debate ha adquirido tal relevanciaes porque implica elementos nucleares del modelo social europeo y decisiones estratégicas sobre el futuro del mismo en esta época de globalización y crisis demográfica.

En el debate y la votación se han fotografiado las diversas maneras en las que se posicionan los miembros de la Comisión, el Consejo y el Parlamento. Ha sido un ejercicio práctico insustituible para obtener una radiografía delas ideas políticas que contienden en esta hora crucial del futuro de Europa. La línea de fractura se ha establecido con una turbadora nitidez: de una parte los que quieren construir Europa con una gran dimensión política y social y de otra, quienes creen que las cuestiones sociales no deben formar parte del proyecto europeo o quienes se resisten a que Europa establezca normas socialesobligatorias para todos los estados miembros sin excepciones.

Quiero primero introducirles brevemente los antecedentes de la directiva originaria, después me detendré en los valores que están en juego y el papel que ocupan en la agenda comunitaria los debates cruzados entre flexibilidad y seguridad, competitividad y dumping social y los nuevos paradigmas sobre el empleo decente o la conciliación entrevida familiar y profesional, porque justamente de esas cosas hemos discutido bajo los tecnicismos del, la consideración o no de las guardias como tiempo de trabajo o la anualizacion de los periodos de referencia.

Señalaba al principio que para los lectores no avisados la directiva, y en su aspecto más debatido, la jornada maxima se 48 horas semanales, aparece como un modesto instrumento jurídicode escasa sino nula relevancia en la ordenación del tiempo de trabajo en países como España que disponen de una legislación y de un debate mucho más sofisticado y protector. Mucha gente acompaña a su sorpresa la crítica de que la legislación europea es obsoleta al contemplar solo la dimensión de salud de las jornadas se trabajo que fue preocupación primera, pero ya superada, de las primerasdécadas del siglo XX. Y es verdad que es a todas luces más "moderno" avanzar en una agenda acerca de la relación entre ordenación del tiempo de trabajo y la batalla contra el desempleo, o el reparto de la productividad entre ganancias y tiempo libre o el aún mas pertinente sobre la flexibilidad o las preferencias y necesidades de los trabajadores y las empresas en nuestras sociedades posindustriales....
tracking img