Discurso cierre universidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1819 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Palabras de cierre del ciclo lectivo 2008
Carlos Horacio Torrendell, 18 de noviembre de 2008

Estimados estudiantes, familiares y amigos, egresados, profesores y académicos, y autoridades de la Universidad: Siempre que me propongo escribir este tipo de palabras, me surge la pregunta por el sentido de hacerlo, gracias a Dios porque me ayuda a alejarme de la autosuficiencia. Todos sabemos queestos espacios se colman de palabras que muchas veces se dicen sin siquiera tener la esperanza de ser escuchadas. Son rituales que se marchitan y que muchas veces pierden su contenido ahuecándose y alejándose de cada uno de nosotros. ¿Qué se puede decir que tenga alguna mínima utilidad en un sentido amplio de la palabra? Hoy concluimos otro año académico en el Departamento de Educación. Esta vezcoincidió con su trigésimo aniversario. Me pregunto si todos vivimos este año académico como un don y lo aprovechamos en plenitud. El Evangelio posee algunas parábolas que impactan profundamente. Una de ellas es la conocida “Parábola de los talentos”. Siempre resulta impresionante la enseñanza que nos indica que no importa lo que nos hayan dado o regalado lo que importa es que lo multipliquemos. Nisiquiera aquel que recibió poco es perdonado por ello si no supo multiplicarlo también. A quienes continúan en la Universidad pero también a quienes se van como estudiantes y reingresan como graduados, a medida que aprueben las materias y desarrollen su trabajo final de Licenciatura, quisiera preguntarles, me incluyo, si fuimos capaces de multiplicar los dones recibidos. Primero en el ejercicio dela docencia y luego en nuestro estudio. Dios quiera que sí. Y si así no sucedió, ojalá que podamos intentarlo en el futuro pues aún nos queda tiempo. Por esto quisiera regalarles una idea. No puedo hacer mucho más en este momento. Y tal vez, no es tampoco algo tan insignificante. Siempre me han escuchado denunciar con temor el mal de la burocratización de la educación. Es un monstruo horrible quedeforma y aniquila todo. El formalismo, el ritualismo pedagógico (lo cual no implica que no valgan los rituales) se multiplica en todos los niveles del sistema. El formalismo de docentes y de alumnos tiene un aliado que también he denunciado reiteradamente: la falta de participación de los estudiantes y de los docentes en la vida académica y en la escuela. Es cierto que falta tiempo. Pero másgrave aún es que falta compromiso y pertenencia.
1

En este contexto, y aquí va la idea, quisiera traer a este escenario al gran pensador italo-germano Romano Guardini. Él desarrolló una pequeña obra titulada El poder que siempre me impactó por su sugestivo título y por ser su autor un teólogo católico y no un politólogo. En esta obrita, por su tamaño y no por su implicancia, Guardini desarrollauna teología católica del poder comprendiendo justamente la magnitud del desafío del hombre contemporáneo quien, gracias a la tecnología, adquiere una capacidad de dominio nunca antes vista. Pero lo llamativo de su lectura es que esta observación no se reducía solamente al reiterado y consabido tema del poder atómico y tecnológico. No. Hacía mención del enorme poder que gracias a la cultura y laciencia el hombre tiene sobre los demás hombres. Y en este punto señalaba algo incisivo que aún hoy recuerdo: no podemos detentar el poder como eslabones de una cadena que no controlamos o conductos por donde el poder nos atraviesa. Tenemos, debemos, apropiarnos del poder pero no en un sentido egoísta sino en uno personalista. ¿Qué significa esto? Que uno de los males contemporáneos, relacionadojustamente con la formalización o burocratización de la educación, es la idea de que el poder es así, es cruel e impersonal y que yo no puedo hacer nada para cambiarlo, análogamente al famoso dicho del mercenario que antes de matarnos nos recuerda con ingenuidad que no “es nada personal”. ¿Hay algo que podamos hacer como seres humanos y, en especial, como docentes que no sea personal? ¿Podemos dar...
tracking img