Discurso politico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4460 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 30 de junio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Amigos y conciudadanos:
Nunca me ha parecido más oportuno el manifestaron mi an­tigua resolución de abandonar el cargo que ocupo como en las circunstancias actuales, cuando ya se acerca la fecha de elegir al nuevo depositario del Poder Ejecutivo de los Estados Unidos y ha llegado el momento de resolver a quién debéis confiar tan importante comisión. Y a fin de que la emisión del voto sea librey expeditiva por entero, debo anunciaros que no figuraré yo entre los candidatos sobre quienes ha de recaer vuestra elec­ción. Os suplico que me dispenséis la justicia de creer que no he tomado esta resolución sin haber tenido muy en cuenta las obligaciones que corresponden a un ciudadano sumiso al inte­rés de su patria, y que la determinación de retirarme no implica merma del celo por vuestrosintereses futuros, ni es falta de gra­titud a vuestra constante bondad, sino tan sólo un efecto del pleno convencimiento que tengo de que este paso no es incom­patible con aquellos objetos.
El haber aceptado y permanecido en el cargo a que dos veces me llevó vuestro voto fue un sacrificio de mis personales gustos en aras de los deberes que tengo para con el país, y una expre­sión de mi respeto alo que deseabais. Esperaba constantemente volver al retiro de que salí con repugnancia, creí que tendría ocasión de hacerlo más pronto sin desatender las incumbencias puestas a mi cuidado. La persistencia de mis inclinaciones me hizo preparar un manifiesto antes de la última elección, en el que pensaba declararos mi deseo; pero al reflexionar maduramente acerca del estado de nuestras relaciones conotros países, bien crítico e incierto a la sazón, y cediendo al parecer unánime de las personas de mi confianza, abandoné la idea.
Me felicito ahora de que la nueva situación de los asuntos, así exteriores como interiores, no haga ya incompatible la reali­zación de mis propósitos con el cumplimiento de mi deber, ni con el decoro del cargo presidencial; y estoy persuadido de que en las actualescircunstancias de nuestra patria, no desaproba­réis la determinación de retirarme, a pesar del afecto con que miráis los servicios a que vengo consagrado.
Cuando por primera vez fui llamado a desempeñar tan ar­duo cargo, os manifesté cuáles son mis ideas: ahora solamente os recordaré que contribuí con buenas intenciones a la organi­zación y administración del gobierno, y que hice los mejoreses­fuerzos permitidos a una corta capacidad para seros útil, sin ha­ber ignorado nunca la escasez de mi talento. La experiencia lograda no reduce los motivos que tengo para desconfiar de mí mismo; y creciendo cada vez más el peso de mis años, estos mismos me avisan sin cesar que la sombra del retiro ha de serme tan necesaria como agradable. Reconociendo que si mis servicios han tenido algún mérito,sólo de las circunstancias proce­de su valor, tengo el consuelo de creer que si me separan de la escena política mi prudencia y vuestro voto, el patriotismo no me prohíbe la separación que tanto deseo.
Mirando hacia el momento en que concluirá el curso de mi vida pública no es posible que deje de manifestar el reconoci­miento que profeso a mi amada patria por los muchos honores que hubo deotorgarme, y aún más, si cabe, por la confianza con que me sostuvo y las oportunidades que me dio de mostra­ros mi afecto inquebrantable, con fieles y constantes servicios, muy desiguales en utilidad a mi celo. Si han resultado benefi­ciosos a la patria esos servicios, sean siempre recordados para gloria vuestra y como instructivo ejemplo en nuestros anales, porque cuando al conjuro de circunstanciasadversas se agitaban las pasiones y parecían prontas a descaminarse, cuando en momentos dudosos cundió el desaliento y las vicisitudes de la fortuna o la parquedad de los éxitos favorecía el espíritu de crí­tica, la constancia mía en sosteneros y la vuestra en sostenerme ha sido la garantía y el apoyo esencial para que no se malogra­sen los esfuerzos encaminados a preservar del fracaso nuestros...
tracking img