Echeverría y sarmiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2914 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1- Marcas, características que se inscriben en la superficie de los textos:
-------------------------------------------------
FRAGMENTO 1
-------------------------------------------------
Por un lado dos muchachos se adiestraban en el manejo del cuchillo, tirándose horrendos tajos y reveses; por otro, cuatro, ya adolescentes, ventilaban a cuchilladas el derecho a una tripa gorda y unmondongo que habían robado a un carnicero; y no de ellos distante, porción de perros, flacos ya de la forzosa abstinencia, empleaban el mismo medio para saber quién se llevaría un hígado envuelto en barro. Simulacro en pequeño era éste del modo bárbaro con que se ventilan en nuestro país las cuestiones y los derechos individuales y sociales. En fin, la escena que se representaba en el matadero era paravista, no para escrita. (p. 73)
Echeverría, tanto en el fragmento como en toda su obra “El Matadero”, describe al medioambiente como una realidad simbólica tal como lo afirma Jitrik. El hombre se revela en contra de su entorno y se evade con un lenguaje simbólico. Otra característica está dada en el fatalismo: nadie puede escapar de su destino: la alienación, la pobreza, la barbarie política.Según la mirada de Noe Jitrik, un elemento importante es la voz del Narrador de la historia narrativa. Es una voz testigo que plasma el escenario político del momento representado por el Rosismo. Dice Jitrik “es posible que Echeverría haya sentido como realista lo desagradable, lo horrible, lo bajo, lo feroz y lo brutal”, supone que “El Matadero” es el ámbito donde se condensan y expresan lasescenas más rudas de la obra; medioambiente productor de la barbarie, de lo criminal: el mundo federal –diría Jitrik-. Toda la obra en sí se desarrolla en un lenguaje cargado de simbolismo político: la barbarie representada por los Federales, mientras el Unitario constituye una nueva generación. Anticipa lo más trascendente y significativo: la muerte del joven Unitario. Personifica a Buenos Aires, comosede del autoritarismo y la violencia del poder.
Por su parte, Ricardo Piglia identifica, dos tipos de lenguajes, de los cuales uno es –dice- “una lengua ‘baja’, popular, llena de matices y de flexiones orales”. Claramente establece que el narrador usa este lenguaje como prueba de animalidad de los “bárbaros”, es decir de los federales.

-------------------------------------------------FRAGMENTO 2
-------------------------------------------------
Un negro petiso púsosele al punto delante con un vaso de agua en la mano. Dióle el joven un puntapié en el brazo y el vaso fue a estrellarse en el techo, salpicando el asombrado rostro de los espectadores.
-------------------------------------------------
-Este es incorregible.
-------------------------------------------------
-Ya lodomaremos
-------------------------------------------------
-Silencio –dijo el juez-. Ya estás afeitado a la federala, sólo te falta el bigote. Cuidado con olvidarlo. Ahora vamos a cuenta. ¿Por qué no traes divisa?
-------------------------------------------------
-Porque no quiero.
-------------------------------------------------
-¿No sabes que lo manda el Restaurador?-------------------------------------------------
- La librea es para vosotros, esclavos, no para los hombres libres.
-------------------------------------------------
-A los libres se les hace llevar a la fuerza.
-------------------------------------------------
-Sí, la fuerza y la violencia bestial. Esas son vuestras armas, infames. ¡El lobo, el tigre, la pantera, también son fuertes como vosotros! Deberíaisandar como ellos, en cuatro patas. (p. 79)
Jitrik señala que esta es la escena más trascendente: la muerte del “joven unitario”, quien en contraposición a los federales, simboliza –y lo expresa con el uso de un lenguaje refinado (como si fuera la propia voz de Echeverría y fuera él mismo el unitario intelectual), como representante de la Joven Generación del Romanticismo. La muerte en sí...
tracking img