Economia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5272 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Investigación participativa y cambio cultural: Propuestas para las relaciones laborales en la Economía Social

Javier Escalera Reyes.

Universidad de Sevilla

Esteban Ruiz Ballesteros

Universidad Pablo de Olavide

En principio, los procesos de trabajo en las empresas de economía social noparecen diferir de los procesos de trabajo que se desarrollan en empresas publicas o privadas al uso. En el transporte, la industria metálica, la minería, el sector agroganadero, la manufactura, los servicios…, los procesos de trabajo, la tecnología y la organización productiva en general, responden a un esquema coincidente, que parece no traslucir las diferencias entre el trabajo (como procesotécnico y social) en una empresa propiedad de una multinacional del sector, y una empresa que sea propiedad de sus trabajadores en cualquiera de sus formas jurídicas posibles (cooperativa, sociedad laboral…). Nada deja entrever, en el carácter del propio trabajo, la radical diferencia que supone que en el primer caso los operarios sean exclusivamente trabajadores por cuenta ajena, y que en el segundo lamayoría sean propietarios al mismo tiempo que trabajadores (en algunos casos incluso manteniendo una relación de trabajo por cuenta ajena con una empresa de la que ellos mismos sean propietarios).
No obstante, cualquier experiencia de economía social aspira a transformar la significación, el sentido del trabajo dentro de la organización. Bien sea porque mejorando productividades y eficacia puedemantenerse un proceso productivo del que previamente se ha desentendido un empresario o grupo empresarial al uso, bien porque en una experiencia que parte de cero se supone que la propiedad y el trabajo compartido transformarán completamente las actitudes, las percepciones, la motivación y en definitiva la predisposición hacia el trabajo. En cualquiera de los casos, el trabajo, como factor de laproducción, se esgrime como distintivo de un tipo de empresas que se apellidan “sociales”, y que centran su estrategia primordial de competitividad no tanto en la comercialización, ni en la financiación, ni en la tecnología, sino en un factor trabajo que, sobre el papel, se desmarca de sus versiones más clásicas en empresas y corporaciones privadas al uso.
Los principios de todo ello, loselementos que definen a la economía social: sus objetivos y “espíritu”, resultan evidentes a nivel teórico, pero su plasmación en la propia realidad del trabajo de las empresas de economía social presenta innumerables fallas. Parece lógico que el antagonismo capital/trabajo, que ha servido para enmarcar los procesos de trabajo en la sociedad capitalista, deje a primera vista de tener vigencia en laeconomía social, donde la mayoría de los trabajadores, de las personas que participan en los procesos de producción, son los poseedores del capital según diversas modalidades (socios, accionistas…). Por tanto el trabajo se ve liberado de su antagonista, la plusvalía pasa a convertirse en un valor añadido al patrimonio de los dueños de la empresa (que son sus trabajadores) y la distancia entre la fuerzade trabajo contratada y el trabajo efectivo que se desarrolla en la empresa, debiera reducirse o simplemente desaparecer. Este es, en síntesis, el marco donde deberían desarrollarse las relaciones sociolaborales. Como vemos, un marco radicalmente distinto del que pudiera encontrarse en cualquier otra empresa en la que las contradicciones entre capital/trabajo y trabajo/fuerza de trabajoconstituirían los ejes básicos desde los que situar cualquier hecho o circunstancia que atañera al funcionamiento de la misma en un contexto potencialmente conflictivo. En la economía social, por tanto, tenemos claro cuál no es el marco, o mejor dicho cuál no debería ser, pero al mismo tiempo existe un vacío para comprender cuál sea ese marco alternativo más allá de los planteamientos teóricos que...
tracking img