Educación en schiller

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1402 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 28 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombre puede rehacer su camino:

«La naturaleza no procede mejor con el hombre que con el resto de sus creaciones: actúa por él, mientras el hombre no puede hacerlo por sí mismo en cuanto inteligencia libre. Pero eso es justamente lo que le hace hombre, que no permanece en el estado en que lo dejó la pura naturaleza, sino que posee la facultad de rehacer por medio de la razón el camino queya había recorrido antes con la naturaleza, la facultad de transformar al obra de la mera necesidad en obra de su libre elección y de elevar la necesidad física a necesidad moral» (Tercera carta, p. 121).

Hay un contraste respecto a la educación entre la época moderna y la griega:

«si prestamos un poco de atención al carácter de nuestro tiempo, nos sorprenderá el contraste existente entre laforma actual de la humanidad y la forma que tuvo en épocas pasadas, especialmente en la de los griegos. El prestigio de la educación y el refinamiento, que con todo derecho oponemos a cualquier estado meramente natural, no cuenta para nada frente a la naturaleza griega, que se alió con todos los encantos del arte y con la dignidad de la sabiduría, sin convertirse por ello, como nosotros, en suvíctima» (sexta carta, p. 143).

Schiller dice de los griegos, con respecto a cómo eran, que no separaban estrictamente por campos las disciplinas que ahora sí (checa el contraste de mutilar y combinar y el asunto de los órganos atrofiados):

«En aquel entonces, en al maravillosa aurora de las fuerzas espirituales, la sensibilidad y el espíritu no poseían aún campos de acción estrictamentediferenciados, porque ninguna discrepancia los había incitado a separarse hostilmente y a delimitar sus respectivos territorios. La poesía no coqueteaba aún con el ingenio, y la especulación filosófica todavía no se había envilecido con sofismas. En caso de necesidad, poesía y filosofía podían intercambiar sus funciones, porque ambas, cada una a su manera, hacían honor a la verdad. Por muy alto que seelevara la razón, siempre llevaba consigo amorosamente a la materia, y por muy sutiles y penetrantes que fueran sus análisis, nunca llegaban a mutilarla. La razón separaba los elementos de la naturaleza humana y los proyectaba ampliados en su magnífico panteón de divinidades, pero no desmembrando esa naturaleza, sino combinando sus elementos de manera que ningún dios careciera de completahumanidad. ¡Pero qué distinto todo entre nosotros, modernos! También en nuestro caso se ha proyectado, ampliada, la imagen de la especie en los individuos… pero en fragmentos aislados sin posible combinación, de manera que hemos de indagar individuo por individuo para componer la totalidad de la especie. Casi podría afirmarse que, en nosotros, las fuerzas espirituales se manifiestan, incluso en laexperiencia, tan divididas como las divide el psicólogo para poder representárselas. Vemos que no sólo sujetos individuales, sino clases enteras de hombres, desarrollan únicamente una parte de sus capacidades, mientras las restantes, como órganos atrofiados, apenas llegan a manifestarse» (sexta carta, 3, 143-145).

Y sigue:

«¿Por qué cada uno de los griegos puede erigirse en representante de sutiempo, y no así el hombre moderno? Porque al primero le dio forma la naturaleza, que todo lo une, y al segundo el entendimiento, que todo lo divide» (5, p.145).

«Fue la propia cultura la que infligió esa herida a la humanidad moderna. Al tiempo que, por una parte, la experiencia cada vez más amplia y el pensamiento cada vez más determinado hacían necesaria una división más estricta de las cienciasy, por otra, el mecanismo cada vez más complejo de los Estados obligaba a una separación más rigurosa de los estamentos sociales y de los oficios, también se fue desgarrando la unidad interna de la naturaleza humana, y una pugna fatal dividió sus armoniosas fuerzas» (6, p.147).

«Este desmoronamiento que la artificiosidad de la cultura y la erudición empezaron provocando en el interior del...
tracking img