Educacion ambiental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1627 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ermisiva por parte de los padres. —¡Adelante, Kim! – Jaleó Theresa —. ¡Eres un verdadero ejemplo! Kim hizo una mueca mientras continuaba, algo más relajada: —En cualquier caso, una vez que esas necesidades han sido satisfechas, lo que se convierte en elemento motivador es la identificación y el amor. Creo recordar que esto incluía la necesidad de formar parte de un grupo saludable en el que podermantener relaciones sanas y admitidas. Una vez que esas necesidades se ven satisfechas, el siguiente elemento motivador es la autoestima, que incluye la necesidad de ser valorado, tratado con respeto, animado, el reconocimiento, los premios, y todo eso. —De acuerdo, ahora es cuando te metes en el lío —bromeó el sargento. —Voy derecha a ello ——continuó la enfermera sonriendo——. Una vez satisfechasestas necesidades, lo siguiente es la realización personal, que es bastante difícil definir, aunque definiciones hay muchas. Lo que yo saqué en limpio es que la realización personal consiste en llegar a lo mejor que uno puede ser, o que uno es capaz de llegar a ser. Ser presidente de una compañía, jugar en el mejor equipo nacional o ser el mejor alumno de la promoción no está al alcance de todoel mundo. Pero cada uno de nosotros puede ser el mejor empleado, el mejor jugador o el mejor estudiante, en la medida de nuestras posibilidades. Y, si no me equivoco, lo que Simeón nos está diciendo es que el líder debería empujar y animar a su gente a dar lo mejor de sí misma. Me figuro que Chucky, el de la carretilla elevadora, probablemente no llegará nunca 41

La paradoja. Un relato sobre laverdadera esencia del liderazgo James C. Hunter a presidente de la compañía, pero podemos animarle y ayudarle para que sea el mejor conductor de carretillas elevadoras que puede llegar a ser. —Sé todo lo que puedes ser, eso sí que te suena, verdad Greggy? —se guaseó el pastor—. ¿No es ese el tema de esa canción del anuncio del Ejército que nos va a volver locos a todos? Creo que deberíamoscantársela a Greg. Levantamos la sesión cantando a voz en cuello la canción del ejército mientras desfilábamos por la puerta. CAPÍTULO TRES El modelo El que quiera ser el primero debe antes ser servidor. Si quieres mandar tienes que servir. JESUCRISTO Cuando llegué a la capilla el martes por la mañana, pasaban algunos minutos de las cinco, el profesor estaba sentado esperándome. Me saludó afectuosamente:—Buenos días, John. —Siento llegar tarde —respondí, todavía algo atontado—. Pareces estar despierto y lleno de energía. ¿A qué hora sueles levantarte por la mañana? —A las cuatro menos cuarto, salvo los domingos. Eso me da algún tiempo para centrarme antes del primer oficio.
—Demasiado madrugón para mí —dije sacudiendo la cabeza.
—Bueno, John, dime, ¿qué cosas has aprendido hasta ahora?
—No losé, Simeón. La verdad es que Greg me irrita bastante y me resulta difícil concentrarme. Parece que a todo tiene que ponerle pegas. Supongo que debe de ser cosa de su entrenamiento militar, o algo así. ¿Por qué no le das un toque o le pides que se vaya en vez de dejarle que lo líe todo siempre? —La gente como Greg es una bendición para mis clases. —¿De veras quieres que te vengan tipos como Greg aclase? —pregunté con total incredulidad. —Puedes estar seguro de ello. Mi primer mentor en asuntos empresariales me dio una dura lección sobre la importancia de las opiniones contrarias a las nuestras. Yo era un joven 42

La paradoja. Un relato sobre la verdadera esencia del liderazgo James C. Hunter vicepresidente de una industria de laminados y tenía cierta tendencia a ser el ejemplo más extremodel típico líder «colega». Había otros dos vicepresidentes, de los que todavía me acuerdo con todo detalle, Jay y Kenny, que eran precisamente del tipo totalmente opuesto; pensaban que la gente era perezosa y poco honrada, y que no había forma de hacer los trabajar si no se los andaba azuzando todo el día. . —¿Tipo Greg, no? —No tengo ni idea de lo que Greg piensa, John; lo que sé es que...
tracking img